Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Secuencia de los incidentes en Barcelona en los que un sintecho acabó herido de bala / CG

Barcelona expedienta y aparta al agente que disparó a un indigente

Albert Batlle, teniente de alcalde de Seguridad, anuncia una "revisión de los protocolos" tras una intervención "con resultado no deseado"

3 min

El responsable de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha anunciado que abre expediente de información reservada y aparta de funciones operativas --no de su empleo-- al agente de la Guardia Urbana que disparó a un indigente el sábado en Barcelona. El teniente de alcalde ha avanzado también que habrá una "revisión de protocolos" en el cuerpo municipal de seguridad porque la intervención del policía tuvo "un resultado no deseado".

Lo ha anunciado el mismo Batlle en una comparecencia junto al intendente mayor de la Urbana, Pedro Velázquez. Con un lenguaje muy cuidado, el concejal ha admitido que el tiroteo fue el resultado de "una intervención municipal no deseada". Cabe recordar que el agente de la unidad URPE disparó dos veces contra una persona sin hogar que blandía un cuchillo. La víctima se encuentra en estado grave en la unidad de críticos del Hospital Clínic Barcelona.

"Revisión de protocolo"

Ello es materia suficiente para que Albert Batlle admita que la actuación del funcionario o, al menos, el resultado de esta, fue "no deseado". No obstante, el teniente de alcalde ha remitido a los periodistas a la investigación que lleva a cabo Mossos d'Esquadra del suceso, pesquisas que tutela un juzgado de guardia. "No entraré en especulaciones", ha insistido el edil.

Por lo pronto, el agente que disparó contra la persona sin hogar "ha sido apartada de funciones operativas", aunque se encuentra "en activo" y en ningún caso suspendido de empleo y sueldo. Batlle, no obstante, sí ha avisado que el efectivo policial se someterá a una investigación interna que ya está en marcha y cuyo resultado "se comunicará a la autoridad judicial".

Pistolas táser no

Con lo que respecta a dotar a la Guardia Urbana de Barcelona de pistolas táser, tal y como pide el PP desde la oposición, el responsable de Seguridad ha llamado a "no tomar decisiones en caliente". Asimismo, Albert Batlle ha recordado que las armas de electrochoque "son de uso muy particular, tal y como ocurre con los Mossos d'Esquadra. Solo las tienen los jefes de turno".

En defensa del cuerpo municipal de seguridad, Albert Batlle ha recordado que los agentes asisten a 14.571 personas sin hogar anualmente, por lo que son los funcionarios "que más contacto tienen con este colectivo". Trabaja la Guardia Urbana "en estrecha colaboración" con el CUESB, el centro de emergencias para atender al colectivo de vecinos sintecho. El incidente del sábado fue, en su opinión, "un hecho muy excepcional".