Menú Buscar
Un agente de la Guardia Urbana junto a un mosso d'Esquadra / AJ. BCN

Barcelona es de las pocas ciudades que obliga a sus policías locales a ser altos

La Síndica de la ciudad pide a Colau que rebaje la altura mínima para hombres de 1,70 a 1,65 metros para equipararla a otros cuerpos de seguridad

29.03.2019 13:05 h. Actualizado: 29.03.2019 13:34 h.
3 min

Para ser policía local, hay que ser alto. Esto es lo que parece pensar el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona que ha vuelto a situar el límite de altura mínima masculina para acceder a la Guardia Urbana en 1,70 metros. 

La Síndica de Barcelona --una figura comparable a la de la defensora del ciudadano-- ha enviado un comunicado en el que recomienda al equipo que lidera Ada Colau que reduzca esta medida a 1,65 metros. La Guardia Urbana barcelonesa es una de las pocas instituciones que continúa marcando un mínimo tan alto para los hombres. 

No aplica para mujeres

La petición de Maria Assumpció Vilà busca que se equipare la altura de los aspirantes a agentes de la Guardia Urbana de los de otros cuerpos policiales. Los agentes masculinos de los cuerpos de Mossos d'Esquadra, Cuerpo Nacional de Policía (CNP), Guardia Civil o Ertzaina tienen una alzada mínima de 1,65 metros. Según la síndica, "el Ayuntamiento de Barcelona se mantiene casi como única administración que exige la altura mínima de 1,70 metros para los aspirantes hombres", algo que, además, no ocurre con el sexo opuesto.

La altura mínima de las mujeres que aspiren a la Guardia Urbana es de 1,60 metros, misma medida que demandan las instituciones policiales anteriormente citadas. 

Convocatoria abierta

La recomendación de Vilà llega 15 días después de que el Ayuntamiento de Barcelona abriera una convocatoria de 283 plazas de agente de la Guardia Urbana, 233 de ellas a las que se accedería a través de oposiciones libres y 60 de movilidad interadministrativa. En esta convocatoria es en la que aparece --entre otras especificaciones-- el límite de alzada de los futuros policías urbanos. La defensora de los barceloneses apunta que que Ayuntamiento de Barcelona puede ampararse "en la Directiva 2000/78/CE del Consejo de la Unión Europea relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en la ocupación" para poner el límite en 170 centímetros pero apunta que "para funciones similares o idénticas, las características físicas tendrían que ser homogéneas entre los diferentes cuerpos de seguridad, y más cuando se utiliza el sistema de abastecimiento mediante movilidad interadministrativa". 

"A pesar de que la actuación municipal no resulta incorrecta", concluye Vilà, "sería aconsejable incorporarse a las recomendaciones de homogeneización de los requisitos de altura mínima, como ya hacen la gran mayoría del resto de cuerpos policiales y fuerzas de seguridad".