Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un Guardia Civil durante un operativo en la calle / EP

La Guardia Civil 'caza' a un profesor de inglés pedófilo en Barcelona

El instituto armado arresta al hombre, que había huido de Estados Unidos y se movía entre España, Alemania y Reino Unido

3 min

La Guardia Civil ha detenido en Barcelona a un presunto pedófilo que trabajaba como profesor de inglés. El instituto armado ha arrestado en la Ciudad Condal a G.O.O., de 64 años, un súbdito estadounidense que huyó de su país para moverse entre España, Alemania y Reino Unido para eludir la acción de la justicia. 

Ha informado de ello el cuerpo de seguridad en una nota, en la que ha precisado que el hombre fue interceptado el 22 de septiembre en la capital catalana, donde G.O.O. residía. El individuo es reclamado por EE.UU, que ha decretado una orden internacional de detención para su arresto, actuación que finalmente ha ejecutado el equipo de huídos de la UCO de Guardia Civil con la Unidad de Policía Judicial de Zona. 

España, Reino Unido y Alemania

Según la información de la que se dispone, G. fue arrestado en Estados Unidos en 2010 en el marco de una operación contra el intercambio de archivos PSP con contenido pedófilo. El sospechoso tenía una gran cantidad de material en diferentes dispositivos en su domicilio de Nueva York. 

El investigado eludió la acción de la justicia y se trasladó a Oviedo en 2012. Tras ese paso, recaló en Londres, en Reino Unido, y Berlín, Alemania. Finalmente se desplazó a Barcelona, donde ha sido detenido. 

Profesor de inglés

G.O.O. consiguió evitar la acción judicial y policial cambiando el orden de sus apellidos, deshaciéndose de la pulsera de geolocalización y utilizando un nombre compuesto. En Oviedo, Londres y Berlín, el detenido trabajó como profesor de inglés. En Barcelona, el arrestado continuaba con este oficio, aunque enseñaba a distancia con medios telemáticos. 

Las academias le contrataron porque las hojas de antecedentes penales son nacionales. Los agentes creen que durante su residencia en España, Reino Unido y Alemania, el sospechoso no cometió ningún delito similar al que se le imputa en EE.UU. El caso ha pasado al Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional en funciones de guardia