Menú Buscar

La Guardia Civil multa a los taxistas madrileños que taponan carreteras

Los agentes han denunciado a los manifestantes por conducción temeraria y obstrucción del tráfico, lo que supone sanción económica y retirada de puntos del carnet

3 min

Agentes de la Guardia Civil de Tráfico ha identificado a los taxistas que han protagonizado las protestas en varias carreteras de Madrid, a los que ha denunciado por conducción temeraria y por obstrucción del tráfico.

Las protestas de los taxistas han provocado retenciones y han afectado al tráfico en varias carreteras de Madrid, en especial en los accesos al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y a IFEMA, como la M-14, la M-40 y la M-11.

Las denuncias que se han formulado pueden conllevar una importante sanción económica y la pérdida de puntos del carné de conducir.

Un herido grave

Uno de los manifestantes ha resultado herido de carácter muy grave en la A-2 tras abalanzarse sobre un coche VTC, cuyo conductor ha acelerado en ese momento y lo ha arrollado.

La Guardia Civil ha tomado declaración al conductor del VTC después de que éste se personara en las dependencias del cuerpo. Tras ser interrogado ha quedado en libertad.

Sin detenciones

Las fuentes han precisado que, por el momento, el hombre no ha sido detenido ni investigado por un suceso en el que el taxista, de unos 30 años, ha resultado herido de gravedad.

Según han captado las cámaras, el taxista, con un peto amarillo, un gorro y una bocina, se ha abalanzado sobre el capó de un coche negro con un distintivo de VTC, sobre el que ya se encontraba otro taxista, con el objetivo de impedir que continuara su marcha.

Golpe en la cabeza

El conductor ha incrementado la velocidad y, según se puede ver en las imágenes, el taxista queda tendido en el asfalto tras recibir un golpe en la cabeza, mientras que el conductor sigue su marcha y es perseguido a pie unos metros por otros manifestantes, aunque sin éxito, ya que el vehículo continúa su marcha por el arcén de la A-2.

El suceso se ha producido a altura del kilómetro 7 de la A-2, una de las carreteras de acceso al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El taxista fue asistido por el servicio municipal de urgencias extrahospitalarias y presentaba un traumatismo craneoencefálico entre moderado y grave.