Menú Buscar
Pistas de esquí en Baqueira / BAQUEIRA

Guía con las mejores pistas de esquí de Cataluña

Las estaciones catalanas son visita obligada año tras año para los aficionados a este deporte

18.01.2019 18:18 h.
5 min

Cataluña es una de las comunidades autónomas privilegiadas de España para esquiar. Su cercanía con el Pirineo hace que sea un paraíso para los amantes de los deportes en la nieve o incluso para aquellos que solo quieren acercarse a contemplar los paisajes idílicos del invierno. Con el paso de los años, el Pirineo catalán se ha convertido en un lugar recurrente para centenares de esquiadores, ya sea en solitario, en pareja, con amigos o en familia. El resultado son hoteles que se llenan hasta la bandera y pueblos que pasan de estar casi vacíos a convertirse en pequeñas ciudades.

Rasos de Peguera, en el municipio de Castellar de Riu, era la estación más cercana a Barcelona, pudiendo estar en poco más de una hora si se opta por ir en vehículo privado o en el doble de tiempo si se prefiere utilizar un autobús. Sin embargo, la dificultad para tener abierta una estación de esquí que fuese rentable hizo que se viera obligada a cerrar durante más de una década, abriendo sus puertas de nuevo en el año 2010 como parque de nieve, al que ir para montar en trineo o hacer travesías con raquetas.

Estaciones de esquí cerca de Barcelona

Un poco más cerca de Rasos de Peguera, y ya con un máximo de cincuenta kilómetros para esquiar, se encuentra la estación de Port del Comte. Su situación, rodeada de bosques y prados, hace que haya unas estupendas panorámicas en lo alto de la montaña y en los descensos. Al estar a tan solo dos horas desde Barcelona, es una de las pistas preferidas por aquellos que no quieren alquilar una habitación y sólo van a pasar el día, aunque esto no significa que tampoco haya muchísima gente, pues la mayoría prefieren las estaciones más interiores del Pirineo.

Pista de esquí de La Molina / LA MOLINA

Pista de esquí de La Molina / LA MOLINA

En La Molina y Mosoll encontramos dos de las mejores estaciones de esquí para principiantes. A la primera, con el mismo nombre que el municipio, se puede llegar en tren, un punto a favor muy importante, para luego alquilar el equipo allí. La Molina es la estación de esquí más antigua de Cataluña, pero eso no hace que su oferta sea menor. Cuenta con un máximo de setenta kilómetros esquiables, además de pistas familiares para trineos o incluso circuitos para travesía con raquetas. En Mosoll encontramos la estación de esquí Masella, con 74 kilómetros de pista. Muy similar a la anterior, con recorridos suaves progresivos para esquiadores debutantes, Masella cuenta con una característica muy especial: la posibilidad de recorrer diez kilómetros de pista por la noche con iluminación los viernes y sábados.

Las estaciones de esquí más importantes del Pirineo catalán

Sin embargo, a la hora de hablar de estaciones de esquí en Cataluña hay una que destacada frente al resto. Baqueira Beret, con cerca de 160 kilómetros de pista, es una de las más recurrentes para todo tipo de público, pero sobre todo para aquellos que quieren descensos largos y con más técnica. Cuenta con seis pistas verdes para principiantes, 43 azules para intermedios, 45 rojas para avanzados y 17 pistas negras para expertos. Tiene capacidad para 61.024 personas por hora, siendo una de las estaciones de esquí más grandes e importantes que se pueden encontrar en España.

Estación de esquí / BAQUEIRA

Estación de esquí / BAQUEIRA

Para aquellos a los que no les gusten las aglomeraciones, cerca de Baqueira Beret también están las estaciones de Boí Taüll, Espot Esquí y Port Ainé, con menos kilómetros esquiables. Boí Taüll, con 43 pistas, es la más grande de las tres, teniendo una pista azul de varios kilómetros que permite a aquellos esquiadores novatos que quieren probarse un primer reto interesante. Mucho menos inclinado es Espot Esquí, donde las pistas azules imperan, con descensos más suaves. Al igual que Port Ainé, donde las pistas entre el bosque son su principal atractivo.