Menú Buscar
Captura del vídeo de una de las detenciones en Mallorca / CG

El grupo yihadista desarticulado estaba dirigido desde Reino Unido

Los cuatro detenidos en Mallorca vivían en Inca, Ariany y Benissalem

4 min

Dos de las cuatro personas que han sido detenidas en Mallorca por su integración en la organización terrorista Daesh vivían en Inca, una en Ariany y otra en Binissalem. Además, este grupo había ido multiplicando su número de adeptos y tenía un "total compromiso y adhesión con las directrices de Daesh".

Vídeo de una de las detenciones en Mallorca

Según ha informado la Policía Nacional, además de estos cuatro detenidos, se ha practicado otro arresto en Reino Unido y el sexto en Alemania. La célula, con ramificaciones internacionales, elaboraba y difundía material audiovisual muy radical y realizaba reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de jóvenes afines a su ideario y lograr que viajaran a zonas de conflicto.

Desde 2015

La investigación se inició en 2015 cuando fueron detectados en una página web una serie de vídeos que mostraban el proceso de adoctrinamiento, captación y viaje a Siria de un joven musulmán residente en España.

Tras gestiones realizadas, se identificó al promotor de la filmación --un imán salafista--, detenido ahora en el Reino Unido e investigado por varios países europeos. Esta persona había viajado en esas fechas a Mallorca y comenzaba a dinamizar a un grupo, los ahora arrestados, para ejercer funciones de captación, adoctrinamiento y radicalización en favor de Daesh, convirtiéndose a partir de ese momento en su líder espiritual.

El predicador salafista cuyo discurso público era muy conocido por los servicios policiales y de inteligencia europeos se dedicaba, en su vertiente más privada, a la captación de combatientes y recaudación de fondos para Siria, si bien las medidas de seguridad que adoptaba y sus cambios constantes de residencia dificultaban su detención.

Por su parte, el detenido en Alemania tenía también como referente espiritual e ideológico a este imán salafista y mantenía contacto directo con el resto de arrestados y había participado en los vídeos propagandísticos elaborados por el grupo.

Adeptos en Mallorca

La investigación ha constatado que el grupo radicado en Mallorca había ido multiplicando progresivamente el número de adeptos, no sólo mediante su actividad en las redes sociales, sino también con reuniones semanales clandestinas, escenificadas con un claro reparto de tareas, un sheikh o sabio, dirigiendo el contenido cada vez más extremista, un ojeador de nuevos adeptos, y un captador quien realizaba el contacto directo con el futuro miembro.

Su polarización hacia el radicalismo más extremo, su total compromiso y adhesión con las directrices de Daesh, la justificación de los procedimientos terroristas llevados a cabo por los actores solitarios en Europa y su predisposición para acometer la yihad violenta propiciaron el desarrollo de esta operación en España, Reino Unido y Alemania.

Estas detenciones han contado con la colaboración del Centro Nacional de Inteligencia, la Policía Federal alemana-BKA, LKA de Renania del Norte-Westfalia, Metropolitan Police de Londres y CTU West Midlans Birmingham, así como con el apoyo de las agencias europeas EUROPOL, que ha trasladado a uno de sus expertos a Palma de Mallorca, EUROJUST y SIRENE.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción Número 1, y coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Destacadas en Vida