Menú Buscar
Los fiscales Fernando Bermejo (i.) y José Grinda (d.) a la salida de la sede de Convergència / EFE

Grinda y Bermejo exhiben el informe incriminatorio contra Gordó para pedir su retorno al 'caso 3%'

Los dos fiscales cesados por Maza y por Moix presentan ante el Consejo Fiscal unas duras alegaciones en las que muestran la pertinencia y contundencia de sus investigaciones

5 min

Ni José Grinda ni Fernando Bermejo, los dos fiscales anticorrupción defenestrados por el fiscal jefe, Manuel Moix, y el fiscal general del Estado, Manuel Maza, se han quedado de brazos cruzados.

Tan pronto les fue notificada la orden de cese como fiscales delegados en el marco de la causa del llamado caso 3%, hilvanaron un contundente informe para defenderse, ante el Consejo Fiscal, por la decisión de sus superiores de apartarlos del caso.

Con Gordó hemos topado

En su descargo, la munición que Grinda y Bermejo han presentado tiene nombre propio: los 60 folios del lapidario informe incriminatorio contra el ex-conseller de Justicia del Gobierno catalán Germà Gordó, a quien los dos representantes del ministerio público consideran poco menos que la X de la trama de presunta financiación irregular de CDC.

Grinda y Bermejo esgrimen este informe como una muestra de la imparcialidad y firmeza de la actuación de la fiscalía en este caso. Algunas fuentes jurídicas consultadas por Crónica Global señalan que cuando ambos enarbolan este  documento, en cierta medida, además, quieren dar a entender que, quizá, su cese, justamente, radica en la existencia del mismo y en la falta de apoyo (sin justificación técnico-jurídica alguna) de Moix para proceder a la investigación de este alto cargo histórico de la extinta CDC. 

Avalados por el juez

En todo caso, tanto Grinda como Bermejo han querido mostrar al Consejo Fiscal que están en perfecta disposición para seguir llevando el caso 3% no sólo por el absoluto conocimiento de la causa (tal y como reflejan en sus alegaciones ante el órgano), sino porque sus decisiones procesales y jurídicas han sido avaladas o ratificadas en la inmensa mayoría de los casos, tanto por la instrucción como por la Audiencia Provincial de Tarragona.

Para más prueba y en este mismo sentido, los dos cesados han presentado también ante el Consejo Fiscal todos y cada uno de los escritos razonados en los que han solicitado, a lo largo de estos más de dos años de investigación del caso 3%, la imputación de una veintena de investigados, o las entradas y registros cuya tramitación el juez número 1 de El Vendrell, Josep Bosch, ha acordado sin observar incorreción o desenfoque jurídico alguno en la petición.

Cesados con excusas

Queda claro, pues, que tanto Grinda como Bermejo se desmarcan de la “excusa de orden organizativo” que la Fiscalía General del Estado y la jefatura de Anticorrupción han esgrimido para justificar su relevo, y centran o pretenden centrar el debate en una cuestión más de fondo y directamente relacionada con los derroteros que, con el trascurso de los meses y de las pruebas obtenidas, iban sucediéndose en esa investigación sobre este caso de corrupción política.

El consejo, la última palabra

El Consejo Fiscal se reunirá, probablemente, el próximo jueves y debatirá sobre estas alegaciones presentadas por los fiscales Grinda y Bermejo, que se resisten a abandonar el caso 3%.

El Consejo, además, debatirá sobe la denuncia que el acusado de blanqueo y pertenencia a banda criminal Rafael Pallardó ha presentado contra ambos por coacciones y amenazas. Tal y como ya ha explicado este medio, los fiscales se defienden alegando que las víctimas del intento de presión han sido ellos por parte de Pallardó, un comisionista investigado en el marco de la Operación Emperador, que les pidió dinero por entregarles la cabeza de Jordi Pujol.