Menú Buscar
Cajas con alimentos y voluntarios del Gran Recapte de 2016

El Gran Recapte espera recoger 4.300 toneladas de alimentos este viernes y sábado

Un total de 27.000 voluntarios trabajarán en 2.700 puntos en Cataluña; lo recaudado alcanzará para cubrir necesidades durante tres meses

3 min

La novena edición del Gran Recapte d'Aliments de Cataluña espera recoger este viernes y sábado unas 4.300 toneladas de alimentos --manteniendo la cifra del año anterior-- y movilizar a 27.000 voluntarios inscritos para atender 2.700 puntos de recogida en supermercados y establecimientos del territorio catalán.

Los productos más adecuados para donar son los alimentos de alto valor nutritivo como aceite, leche, latas de conserva de pescado, legumbres secas y alimentos infantiles, según los organizadores. Un acto en el Mercat de la Marina, en la Zona Franca de Barcelona, dará el pistoletazo de salida de la acción a las nueve de la mañana de este viernes.

Gran almacén en el Puerto de Barcelona

El Gran Recapte inició la campaña el 19 de octubre con solo 3.000 voluntarios apuntados y sin un almacén que les permitiera concentrar toda la organización en una misma nave como el año pasado, según explicó el jefe de logística, Oriol Dolader.

A menos de una semana de la iniciativa, el Gran Recapte recibió una oferta de un gran almacén en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Barcelona, en la que finalmente realizará la distribución de alimentos, que si no habría realizado en pequeños almacenes.

Los organizadores consideraron que esta gran nave supone una mejora y permitirá garantizar el mismo ritmo que el año pasado, cuando la organización contó con unos 1.000 voluntarios al día para almacenar de forma rotatoria --con 250 personas por turno-- unas 800 bañeras de alimentos.

210.000 personas necesitadas

A partir del sábado, un equipo de voluntarios participará en las labores de clasificación de los alimentos que irán llegando a las sedes de cada banco de alimentos y, a partir del lunes, 4 de diciembre, se repartirán por las entidades beneficiarias y las personas necesitadas.

Fatjó-Vilas remarcó en la presentación que el Gran Recapte permite cubrir un período de tres meses que coincide con Navidad, pero que hacen falta alimentos todo el año para abastecer a alrededor de 210.000 personas.