Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un combate en el antiguo Gran Price Barcelona, que reabrirá / Cedida

El templo del boxeo de Barcelona reabrirá 50 años después

La sala Gran Price renacerá en una céntrica ubicación en el Eixample: operó entre 1935 y 1973, hasta que quebró

6 min

El templo del boxeo de Barcelona reabrirá tras exactamente 49 años desparecida. Un grupo de inversores reflotará la sala multiusos Gran Price, que ofrecía veladas en el Eixample entre 1935 y 1973, cuando quebró. Los impulsores devolverán el proyecto a la vida como gimnasio de época con exhibiciones de pugilato. 

gran price boxeo barcelona
El histórico Gran Price de Barcelona, ya desaparecido / Cedida

Lo explica Miguel Estrella, el fundador del nuevo Gran Price, que echará a andar en "dos, tres meses a lo sumo". La catedral del deporte de contacto renacerá en un local de 600 metros cuadrados situado en el 249 de la calle Aragón, junto a la Rambla de Cataluña. No habrá veladas --por ahora-- pero sí un gimnasio y exhibiciones. "Es lo que permite la licencia", recuerda el empresario. 

"Único en Barcelona"

Pese a las estrecheces del permiso municipal, y a no poder reabrir en la antigua ubicación, pues la sala ya no existe y ahora es un bloque de viviendas levantado por Núñez y Navarro (NyN), empresa que compró el espacio cuando fue a liquidación en 1973, el Gran Price vuelve con mimbres para triunfar. "No habrá nada igual en Barcelona, por instalaciones y por ser de época", sostiene el directivo. 

En efecto, el nuevo Price no tendrá los icónicos palcos de madera y la grada volante para las veladas, pero sí cartelería histórica original, mobiliario del siglo XX e imágenes del tiempo de esplendor del pugilismo en Barcelona. "Estamos recuperando los carteles, las lámparas y el ring de 6x6, entre otros", enumera Estrella.

"Exhibiciones"

Dicho y hecho. El hall tendrá sabor a la Ciudad Condal de posguerra, con muros de obra vista, altos techos y referencias históricas. Para lograr acercarse lo máximo a la sala multiusos ya desaparecida, los impulsores del centro de deportes actual cuentan con el apoyo de la Federación Catalana de Boxeo Amateur, que apoya con material para la recreación. 

gran price barcelona boxeo aragon
El local que albergará el nuevo Gran Price en Barcelona / Cedida

Asimismo, sus fundadores admiten una "inversión importante", sobre todo habida cuenta del precio de los materiales de construcción, que "se han disparado". Cuando esté en funcionamiento, el Price tendrá capacidad para entrenos de 20 deportistas simultáneamente, "teniendo en cuenta la restricción del 70% de aforo por Covid", y dará empleo a seis personas.

"Hay una fiebre por el boxeo"

La sala se unirá al pequeño portafolio de instalaciones de Miguel Estrella, el que fuera fundador de los clubes de boxeo Sant Adrià, en el Besòs junto a Barcelona, y Sant Gervasi, en la misma Ciudad Condal. "El nuevo club será diferente, categorizado, no tan boutique como el de la zona alta", describe el emprendedor. La expansión de los locales de deportes de contacto en la capital catalana, incluyendo el retorno del Price, no es casual. 

"Hay una fiebre por practicar boxeo desde la pandemia", analiza el empresario. "Mucha gente quiere apuntarse por el hecho de que sea una actividad física intensa, aunque sin que haya contacto inicialmente", matiza. Ello no ocurre con los jóvenes. "Al poco tiempo ya se ponen nerviosos y piden tocarse, o ponerse el casco", corrige. 

Boxeo, la CNT, orquesta y catalanismo

Ese furor por la lucha con guantes que describe Estrella se enraizará ahora con la tradición histórica de Barcelona. El viejo Gran Price abrió puertas en una sala situada en la confluencia de las calles Floridablanca y Casanova en Fin de Año de 1935. Con una estructura de varios pisos, que incluía un sótano con vestuarios y zonas técnicas, un graderío volante y diversos palcos --su capacidad era de 4.500 personas--, y varios bares, la aventura aguantó hasta 1973.

gran price boxeo barcelona
Imagen del interior del Gran Price de Barcelona / Cedida

Durante sus casi 40 años de historia, el Price albergó animadas veladas de pugilato, hasta que el sindicato anarquista CNT lo colectivizó en 1936. Tras la Guerra Civil, el hall volvió a ser multifuncional, acogiendo combates, bailes, conciertos de música y partidos de baloncesto. En 1970 fue sede del Primer Festival Popular de Poesía Catalana, evento catalanista que se convirtió en cónclave antifranquista. La instalación cerró acuciada por las deudas en 1973, cuando la compró NyN. En su lugar, la promotora elevó un bloque de pisos.