Menú Buscar
Ataque con pintadas en un tren de Rodalies / CG

Los grafitis en Rodalies causan retrasos y problemas a dos millones de pasajeros

El 45% de las pintadas en trenes e instalaciones de Renfe ocurren en Cataluña; el 87% de sus vehículos las padece

04.12.2018 09:23 h.
3 min

Los grafitis realizados en la red de trenes de Rodalies han causado retrasos o problemas de seguridad a dos millones de pasajeros en Cataluña en 2018.

El 45% de las pintadas que se realizan en trenes e instalaciones de Renfe ocurren en Cataluña. Limpiarlos ha costado ocho millones de euros en lo que va de año. Y se han presentado 1.759 denuncias ante los Mossos d'Esquadra en este periodo, más de cinco diarias de media, según explica la compañía ferroviaria en un comunicado.

Contratiempos

Los grafitis obligan a alterar el recorrido de los trenes para poder limpiar las pintadas, y también a dejar el tren inmovilizado más tiempo de lo previsto. Hecho que comporta una modificación logística de la distribución de los trenes.

Renfe pone como ejemplo que el domingo 25 de noviembre una pintada lateral y frontal --incluido un vidrio de la cabina de conducción-- en un tren de la línea R12 provocó la cancelación del servicio en todo su recorrido, obligando a realizar el trayecto entre Cervera de Segarra y Lleida en autobús, lo cual afectó a un centenar de clientes. Esta era la segunda vez en menos de un mes que los pasajeros se veían afectados.

14 millones en seguridad

Para minimizar estas afectaciones, Renfe destina 14 millones de euros a los trenes de Rodalies, aunque lamenta que pese a ello, y al trabajo de los vigilantes de seguridad, se precisa una "concienciación social" para acabar con el problema.

Por ello, piden más "educación y respeto a los espacios comunes" para evitar actos que acaban afectando a todos los ciudadanos.

"Tren sin grafitis"

La compañía asegura que el 87% de los trenes que forman el parque de Rodalies está pintado con grafitis

Ante esta situación, Renfe ha informado que desde este lunes se ha puesto en circulación un tren sin grafitis, y ha ironizado con que "si alguien lo ve, no se trata de un espejismo".

En hora punta más del 90% de los trenes circulan en doble composición, por lo que "estadísticamente" es una rareza. "No daremos datos de su recorrido, para evitar que esta imagen de coleccionista sea estropeada en poco tiempo", bromea la compañía.