Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Detenidos un centenar de grafiteros por causar daños de 22 millones en trenes y metro de Barcelona

Renfe y TMB han interpuesto 6.741 denuncias por actos vandálicos en el transporte público de la ciudad en tres años

3 min

La Policía Nacional ha detenido en diferentes ciudades españolas a 99 grafiteros por realizar más de mil pintadas en vagones de Renfe o en el metro de Barcelona. Estas acciones habrían causado daños por valor de 22 millones de euros a las infraestructuras ferroviarias. 

El cuerpo ha informado del resultado de esa operación, desarrollada en colaboración con los Mossos d'Esquadra en dos fases. Una primera; dirigida a localizar a 51 sospechosos residentes fuera de Cataluña. Le siguió otra, cuya finalidad era detener a los otros 48 implicados en Barcelona, Tarragona y Girona.

Casi 7.000 denuncias en tres años

La investigación arrancó en 2019. Fue entonces cuando los agentes detectaron "manifestaciones de grafiteros arrestados" en las que indicaban la facilidad y supuesta impunidad de pintar en los trenes de Cataluña. Las pesquisas se centraron en 6.741 denuncias interpuestas por Renfe y Metro entre 2017 y el pasado año.

Uno de los grafiteros detenidos por causar daños de 22 millones en trenes y metro de Barcelona / POLICÍA
Uno de los grafiteros detenidos por causar daños de 22 millones en trenes y metro de Barcelona / POLICÍA

Entre el centenar de arrestados se encuentran una grafitera que trabajaba como taquillera, a través de una empresa subcontratada por el operador ferroviario nacional; así como un joven que viajó exclusivamente desde Milán para pintar vagones. Este último fue detenido a pie de pista tras su aterrizaje en el Aeropuerto de Barcelona.

600 ataques en Barcelona en 2020

La policía catalana ha detallado que, en lo que va de 2020, ya se han producido 647 pintadas en vagones del metro de Barcelona. De ellas, 92 sobre trenes en marcha. Este transporte registra de media cuatro intentos de grafiteros al día y es el que soporta más presión de estos actos de la red ferroviaria catalana. 

Los vándalos siempre actúan juntos, detallan desde el cuerpo. Se han encontrado con grupos de dos hasta de 30 personas, aunque lo habitual es que trabajen cuatro o cinco grafiteros a la vez. No tienen roles definidos y el único objetivo que persiguen es dejar su enseña en los vagones. Actúan de forma habitual de noche, por ello rompen las cámaras de seguridad.

Prohibido circular

Cabe tener en cuenta que la normativa ferroviaria prohíbe la circulación de los vagones pintados. Tras una actuación de los grafiteros, se debe retirar el convoy afectado y proceder a su restauración. Así, al coste económico se suman los retrasos que implica la actuación.

Destacadas en Crónica Vida