Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un menor con autismo / EFE

El Govern niega la beca a un menor con autismo que sí percibió en Galicia

El niño necesita el importe para seguir la terapia que precisa y lleva a la espera desde septiembre

3 min

Un niño de 9 años con Trastorno generalizado del Espectro Autista (TEA) espera desde septiembre que la Generalitat le conceda y abone la beca de Necesidades Educativas Especiales (NEE) para seguir la terapia que precisa y que en Galicia percibió durante los 4 cursos en los que vivió en esa comunidad.

La madre del pequeño, Mónica Casar, ha explicado a Efe que diagnosticaron TEA a su hijo a los 3 años en Galicia, donde residía la familia, y que desde entonces empezó a percibir el importe para la beca de NEE concedida por el Ministerio de Educación que "se abonó cada curso sin problemas".

Becas en Cataluña

Por asuntos laborales, la familia hace dos años se mudó a Blanes, Girona, y en Cataluña es el Departamento de Educación la que gestiona las becas de NEE, "y aquí empezó la odisea", ha lamentado Casar para quien "comparadas con Galicia, en Cataluña las becas no tienen una adaptación inclusiva y de equidad reales".

Mientras en territorio gallego percibía la beca cada curso en diciembre tras un sencillo trámite, en Cataluña es preciso renovarla cada año "en un complicado proceso administrativo".

Sin acudir a terapia

La madre ha explicado que el pasado 29 de septiembre tramitó la petición de beca de NEE a la Generalitat que "aún no la ha concedido ni abonado", por lo que su hijo "lleva sin asistir a las terapias de pedagogía y logopedia que precisa desde el pasado mes de enero".

"Tenemos dos hijos, estamos sin trabajo y percibiendo una ayuda familiar" y pese a ello "abonamos la terapia entre septiembre y enero", pero "no podemos seguir pagando debido a nuestra situación económica" y "no hay otra alternativa ya que no existen recursos públicos para los niños autistas", ha lamentado la progenitora.

Discapacidad del 33%

Según los informes médicos aportados por la madre, el niño "tiene una discapacidad del 33% y dependencia del 58% con retraso del lenguaje, estereotipias, menor intercomunicación y contacto social, menor intereses e inquietud motora y alteración de la motricidad".

Ante la desesperación, la madre ha explicado que puso en marcha a principios de este mes de marzo una iniciativa en la plataforma change.org en la que pide que la Generalitat abone el importe de la beca y que ha conseguido el apoyo de más de 10.700 personas.