Menú Buscar
La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó / GOVERN

El Govern ha activado 25 veces el protocolo contra el acoso sexual desde 2015

Budó sostiene que la trabajadora afectada no denunció su situación ante Función Pública y por ello no se activaron los mecanismos pertinentes

3 min

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha detallado este martes que desde 2015 se ha activado en 25 ocasiones el protocolo contra el acoso sexual en las instituciones públicas catalanas.

Budó ha rechazado dar detalles sobre la resolución de los mismos, al asegurar que no disponía de más información. Unos datos que ha revelado tras la renuncia este lunes del consejero de Acción Exterior, Alfred Bosch, después de hacerse público el cese de su exjefe de gabinete Carles Garcias por un presunto caso de acoso sexual. 

"El protocolo no ha fallado"

Un caso sobre el que la portavoz ha detallado que la persona afectada no procedió como marcan las directrices. "Lo que correspondía era trasladar lo sucedido a Función Pública, responsable de activar los protocolos contra el acoso sexual para proteger a las trabajadoras de la Generalitat", ha señalado. 

Fue este lunes cuando se activó el protocolo, motivo por el que Budó ha justificado que "no ha tenido tiempo de fallar", por la ausencia de denuncia de la trabajadora afectada.

Difusión

Preguntada por si todas las empleadas conocen el procedimiento para pedir ayuda en caso de ser víctimas de acoso, sin necesidad de dirigirse a un superior, Budó ha admitido que quizá sería necesario hacer mayor difusión de los mecanismos de protección.

"Es el miedo el que hace que una víctima no denuncie", ha apuntado. Eso sí, ha manifestado que todavía desconoce cuántas personas han podido sufrir acoso sexual en la consejería. "Se está investigando", ha señalado. 

Acoso a trabajadoras

Bosch anunció su dimisión tras una reunión de la ejecutiva nacional de ERC la tarde de este lunes, junto a la secretaria general adjunta y portavoz del partido, Marta Vilalta. Su exjefe de gabinete fue cesado en enero por haber acosado a varias empleadas. 

Durante su comparecencia para anunciar su renuncia, el político republicano reconoció su incapacidad para gestionar la situación. "He intentado resolver un caso de presuntos acosos de la mejor manera que he creído. Seguramente no lo he sabido hacer lo suficientemente bien, ni lo suficientemente rápido", manifestó. ​

Destacadas en Vida