Menú Buscar
 La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxelll Budó / EUROPAPRESS

El Govern se enroca con los cortes de Meridiana pese a la advertencia de Batlle

La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, reitera que los manifestantes cuentan con autorización y que esta concentración diaria se enmarca en el "derecho a manifestación"

3 min

El Govern se enroca con los cortes de la Meridiana. Pese a que el teniente de alcalde de seguridad del consistorio de Barcelona, Albert Batlle, advirtió la semana pasada que esta protesta puede romper la convivencia, la consejera de Presidencia, Meritxelll Budó, ha subrayado hoy que esta se encuadra en el legítimo derecho de manifestación.

Budó ha recordado que la interrupción de la circulación en esta arteria principal de la capital catalana cada noche, desde la publicación de la sentencia del procés,  "está autorizada cada día que se produce". Fue la ANC la que comunicó el pasado diciembre la concentración al Departamento de Interior. Desde la consejería que dirige Miquel Buch consideran que esta acción no supone ningún riesgo para la seguridad. 

Alerta de la Urbana

No así la Guardia Urbana, que ha alertado, a través de cuatro informes, de la peligrosidad de los cortes. Unos documentos en los que recogen las "alteraciones del orden público con peligro para las personas y bienes".

Así, el último documento que la policía local ha enviado a Interior recoge diversos altercados que se han registrado durante las protestas. Como los hechos del 25 de enero, cuando un grupo de encapuchados se encaró con “actitud violenta” tanto contra la policía como con los ciudadanos que les recriminaron su comportamiento.

"Actitud hostil hacia los agentes"

Esa misma noche, un caporal comunicó que un grupo de 15 personas cortó la calzada con pirotecnia de gran potencia --una traca de 25 metros--. “Una patrulla les comunicó que el tiempo de la concentración se había agotado; 25 manifestantes con la cara tapada no hicieron caso de las indicaciones policiales, mostrando actitudes hostiles hacia los agentes”.

Este martes, después de que un conductor fuese detenido por un atropellar a un manifestante, que resultó herido leve, Budó ha vuelto a defender que esta protesta es legítima y el Govern hace así caso omiso a las advertencias de la Urbana sobre la necesidad de interrumpir los cortes de circulación en la Meridiana.