Menú Buscar
Cartel de convocatoria a la manifestación contra los narcopisos en el Gòtic

Vecinos del Gòtic se manifiestan contra los narcopisos en el barrio

La problemática de la ocupación con fines ilícitos que aqueja hace meses al Raval se expande por el distrito de Ciutat Vella

11.04.2018 14:46 h.
3 min

La ocupación de pisos y locales vacíos para convertirlos en puntos de venta de drogas ya no es un fenómeno exclusivo del Raval. Los llamados narcopisos han proliferado en las colindancias del barrio hasta alcanzar al Gòtic, una situación que los vecinos han comenzado a denunciar desde noviembre pasado.

Este miércoles por la tarde, la plataforma Resistim al Gòtic junto a otras ocho asociaciones y grupos civiles, han convocado a una manifestación para visibilizar la situación. “El tráfico de heroína presente en el Raval se expande territorialmente y llega ahora a las calles del Gòtic y el Eixample”, asegura la plataforma en un comunicado.

El problema de las propiedades vacías

Al igual que manifestaban casi un año atrás los vecinos del Raval, ahora en el Gòtic repiten el mismo discurso. “La gran cantidad de pisos y locales vacíos (propiedad de personas físicas y jurídicas, bancos, grandes grupos inversores, ong’s y hasta del mismo Ayuntamiento de Barcelona) son terreno adobado para el uso y abuso de traficantes de drogas”, comunican.

Como sucede con las asociaciones del Raval, en el barrio vecino de Ciutat Vella también vinculan la venta de drogas con la especulación inmobiliaria: “La vinculación del tráfico de drogas con la especulación inmobiliaria y la gentrificación no es nueva, pero se ha acentuado enormemente en el último año, en especial a través de la migración de los narcopisos a otras zonas de la ciudad”.

Más drogas, más robos, más violencia

La manifestación convocada por los vecinos para este 11 de abril tiene como objetivo rechazar el tráfico y consumo de drogas en el barrio, como así también denunciar el aumento de robos a viviendas y a comercios, peleas entre consumidores y el continuo deterioro del barrio.

Para las asociaciones participantes el origen del problema es "la facilidad de los traficantes para entrar a un piso o local vacío” a la vez que reconocen que la intervención de la policía es una tarea “complicada” por lo que exigen al Ayuntamiento mayor implicación.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información