Menú Buscar
Material secuestrado por las autoridades italianas en Andorra.

Golpe contra la mafia siciliana refugiada en Andorra

Las autoridades judiciales y policiales de Palermo bloquean 1,5 millones de euros ocultos en el Principado

2 min

Las autoridades judiciales y policiales de Palermo han bloqueado 1,5 millones de euros en Andorra en un golpe contra la mafia siciliana refugiada en el país pirenaico. Las pesquisas comenzaron en junio, en el marco de la búsqueda de propiedades de Monia Brancato, la hija de un empresario difunto, responsable de la gasificación de Sicilia y posiblemente vinculado a la mafia.

El caso ha terminado con el bloqueo de una cuenta con 1,4 millones de euros y el secuestro de 90.000 euros en efectivo y joyas valoradas en 70.000 euros escondidas en una caja fuerte de Crèdit Andorrà, informa Altaveudigital. Las autoridades italianas han comunicado los resultados de las pesquisas que efectuaron con los organismos del Principado y españoles.

Vínculos con el exalcalde de Palermo

Las autoridades judiciales italianas revisaron documentación en la sede de Justicia y realizaron un par de registros bancarios focalizados en cajas fuertes a nombre de Monia y de su pareja, un abogado de Barcelona anteriormente vinculado a Gas Natural, compañía que adquirió las empresas de gas de la familia Brancato en 2004 por 115 millones de euros.

La viuda de Brancato y sus hijas recibieron 47 de estos millones --bloqueados desde 2013--, mientras el resto fue a manos del socio del empresario, Gianni Lapis. Las autoridades italianas vincularon posteriormente a los dos socios con la mafia a través del exalcalde de Palermo Vito Ciancimino. 

En el marco de la investigación se produjeron algunos movimientos bancarios hacia Andorra, hecho que llevó a las sospechas de que Monia habría desviado parte de su patrimonio al Principado. Está acusada de lavado de dinero procedente de la mafia. El caso también ha terminado con el bloqueo cautelar de 4,7 millones de Lapis en Italia y el secuestro de algunos bienes muebles por valor de medio millón y el embargo de inmuebles en Italia.