Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un mosso vigilando durante el toque de queda / EP

El Gobierno propone limitar a seis personas las reuniones en las fiestas navideñas

También sugiere un toque de queda nocturno entre la una y las seis de la madrugada

4 min

El Gobierno propone limitar a seis personas las reuniones familiares y sociales que se celebren durante las fiestas de Navidad. También sugiere un confinamiento nocturno entre la una y las seis de la madrugada los días 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja, respectivamente, según se establece en el borrador Propuestas de medidas de salud pública frente a la Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas. Además, el plan desaconseja celebrar la cabalgata de Reyes.

En concreto, el documento señala que en las reuniones en el ámbito familiar se recomienda limitar la participación a los miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia, si bien en el caso de que haya algún miembro externo no conviviente habitual, las reuniones serán de hasta un máximo de seis personas y se debe garantizar las medidas de prevención (6M), independientemente de si son familiares o no.

Cataluña quiere reuniones de 10

La proposición del Gobierno contrasta con la idea que tiene en mente la Generalitat. Según el documento de Salut, durante las fiestas navideñas estaba previsto que siguiera vigente el toque de queda en Cataluña, que va de lunes a domingo de las diez de la noche a las seis de la madrugada y las celebraciones los días de Navidad, Sant Esteve y Fin de Año no podrían reunir a más de 10 personas. 

La consellera de Salud, Alba Vergés, había anunciado la pasada semana que las reuniones familiares en Cataluña podrán ser de un máximo de 10 personas durante las Navidades, ya que se pretendía aprobar que se pudieran congregar "dos grupos burbuja" en un mismo domicilio.

Minimizar reuniones sociales

En el caso del Gobierno, recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos o clubes deportivos, entre otros) y, en el caso de celebrarse, deberán ser de un máximo de seis personas y preferiblemente en el exterior (al aire libre o en terrazas con máximo dos paredes).

No deberían acudir a ninguna reunión familiar o social aquellas personas que han sido diagnosticadas con Covid-19 y aún están en periodo de transmisibilidad; tienen síntomas de Covid-19; están esperando los resultados de la prueba diagnóstica de coronavirus; o pueden haber estado expuestas a alguien con Covid-19 en los últimos 14 días. Ahora bien, se recuerda que en todos los contextos se deben mantener las medidas de prevención (6M): mascarilla (uso de mascarilla todo el tiempo posible); manos (lavado de manos frecuente); metros (mantenimiento de la distancia física); maximizar ventilación y actividades al aire libre (mantener las ventanas y puertas abiertas en la medida en que sea seguro y factible según la temperatura); minimizar número de contactos (preferiblemente siempre los mismos); y "me quedo en casa si tengo síntomas, diagnóstico o contacto".