Menú Buscar
Un móvil en modo avión con el icono de Instagram

Ghosty, así funcionaba la ‘app’ que permitía espiar perfiles privados en Instagram

Llevaba en el mercado desde abril y vulneraba las políticas de privacidad de la red social

3 min

Google ha eliminado de su servidor Google Play la aplicación Ghosty. Esta permitía consultar las cuentas privadas de los usuarios de Instagram sin pasar el previo consentimiento del propietario del perfil.

Pero la aplicación no es nueva y, pese al revuelo generado durante las últimas horas, llevaba vulnerando varios meses las políticas de Instagram y estaba disponible en el mercado (para los más curiosos) desde el mes de abril.  

¿Cómo actuaba Ghosty?

La aplicación, para poder operar, exigía a los usuarios iniciar sesión con sus cuentas de Instagram y, como requisito obligatorio, estos debían invitar al menos a un amigo para tener acceso al perfil de una cuenta privada. Esta persona debía acceder también a su cuenta para que el usuario que le había invitado tuviera acceso a los perfiles privados. Ghosty se aprovechaba de la API de Instagram para espiar otras cuentas.

Si los usuarios querían ver más cuentas, la app les exigía pagar por paquetes o les daba acceso a otros usuarios que tenían su perfil privado a través de una previsualización de vídeos de anuncios. De este modo, este funcionamiento permitía a la aplicación obtener y recopilar una gran cantidad de datos para poder comercializar y sin consentimiento de las personas afectadas. Con cada nueva descarga, Ghosty iba aumentando su tamaño.

Logos Instagram
Logos Instagram / FREEPIK

Más de 500.000 descargas

La curiosidad puede con los humanos, y la acumulación de descargas​ registradas lo demuestra. Después de siete meses a disposición del usuario, Ghosty había acumulado más de 500.000 descargas.

En todo este tiempo, sorprende que no se haya tomado ninguna medida hasta ahora. Instagram es una de las redes sociales más potentes del mundo y, a priori, parece que tiene que ser muy complicado sorprenderla.

Petición de Instagram

La famosa red social pidió a los desarrolladores de la aplicación que detuvieran sus actividades. De hecho, el portavoz de Instagram detalló que están “investigando y planificando medidas adicionales contra este desarrollador”. Instagram informó al medio Android Police sobre el envío de la solicitud enviada a Ghosty.

"Sí, esta aplicación viola nuestros términos. Esta funcionalidad nunca ha estado disponible a través de nuestra API. Le enviaremos una carta de cese y desistimiento a Ghosty ordenándole que detenga inmediatamente sus actividades en Instagram, entre otras solicitudes", ha esgrimido la red social.