Menú Buscar
Gerard Piqué (d) y Shakira, su pareja, juntos en un coche en una imagen de archivo

Denuncian a Gerard Piqué por una infracción grave de tráfico

La Guardia Urbana de Barcelona sanciona al defensa del FC Barcelona por conducir sin puntos en su carné por el centro de la Ciudad Condal

4 min

La Guardia Urbana ha denunciado a Gerard Piqué por una infracción grave de tráfico en el centro de Barcelona. El cuerpo municipal de seguridad ha sancionado al defensa del FC Barcelona por conducir sin puntos en el carné.

El incidente con el deportista y pareja de Shakira ha ocurrido a las 15:00 horas en una calle de L'Eixample, el distrito central de la capital catalana. Una patrulla de la Guardia Urbana ha parado el vehículo de Piqué. Cuando han comprobado los puntos que le quedaban en el carné, se han cerciorado de que circulaba a cero. Por ello, han incoado un expediente sancionador.

Un historial conflictivo al volante

La estrella azulgrana se ha quedado sin puntos en la licencia de conducción tras un historial negro al volante de sus lujosos vehículos. En 2011, cuando empezó su relación con la cantante colombiana Shakira, los periodistas denunciaron que el deportista empezó a conducir de "forma temeraria". Lo vieron, siempre según los reporteros del corazón, rebasando los límites de velocidad, saltándose semáforos en rojo, zigzagueando por la carretera o incluso conduciendo en contra dirección.

Al año siguiente, Gerard Piqué protagonizó su primer incidente con el coche, cuando un autobús urbano de Barcelona le arrancó la puerta del vehículo cuando el futbolista se dirigía al Camp Nou para reunirse con sus compañeros y dirigirse al aeropuerto, donde debían coger un vuelo a Alemania para disputar un partido de la Champions League.

"Esa multa la pagarás tú"

Hay más. El defensa protagonizó uno de los capítulos más polémicos en 2013, cuando fue visto en la puesto de copiloto con Shakira al volante sostieniendo a su hijo Milan en una mochila portabebé. Ello generó críticas de las asociaciones de la Asociación de Estudio de Lesión Medular Espinal (Aesleme) y la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, que tildaron de "irresponsable" la conducta del futbolista. El pequeño, recordaron, se fracturaría el cuello contra el pecho de su padre en caso de accidente.

Ese debate quedó en poco comparado con el incidente más negro de la historia de Gerard Piqué al volante. El 13 de octubre de 2014 el deportista se encontraba como pasajero en un vehículo aparcado en la avenida Ramon Trias Fargas --zona de discotecas exclusivas de Barcelona-- cuando un agente de la Guardia Urbana lo avisó de que le multaría por estacionamiento indebido. Piqué se calentó y tuvo un enfrentamiento verbal con el efectivo, hasta el punto que le espetó: "Esa multa la pagarás tú". Fue condenado a pagar 10.500 euros por una falta contra el orden público de ofensas a los agentes de la autoridad en 2015 por este caso.

Finalmente, gran parte de sus puntos del carné de conducir los perdió Piqué en 2017. Como avanzó Daily Mirror, la estrella azulgrana fue cazado por un mosso d'esquadra cuando iba a 190 kilómetros por hora en una de las autopistas que circundan Barcelona. El agente lo paró en el arcén y le impuso una multa por exceso de velocidad y conducción temeraria. Su licencia de conducción perdió seis puntos, que hoy le habrían ahorrado la sanción.