Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Planta de cannabis / EUROPA PRESS

La Generalitat financia una investigación con cultivos de cannabis autorizada por Sanidad

Se trata del primer estudio con la planta con dinero de un organismo público español

M. Carmen Duarte
5 min

Los gobiernos autonómicos de Cataluña y de la Comunidad Valenciana han impulsado proyectos de investigación con cultivo de cannabis después de que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, los autorizara el pasado julio. Se trata de los primeros estudios realizados con estos cultivos que financia un organismo público de la Administración en España.

El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), adscrito al Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de Cataluña, y la Unidad Científica de Innovación Empresarial Ars Innovatio realizarán dos proyectos diferentes: el primero se centrará en obtener variedades de cannabinoides para la industria farmacéutica y, el segundo, analizará la aplicación de tecnología digital en la mejora de la trazabilidad de los cultivos de la planta.

En pos de la mejora genética

Gran parte del interés del estudio está centrado en mejorar la genética de las plantas de cannabis. El proyecto contempla que se hagan ensayos de campo, cruces selectivos e investigación genómica aplicada a líneas de germoplasma para obtener plantas de cannabis adaptadas a diversos entornos productivos. Para ello, colaboran con el Centro de Investigación en Genómica Agraria (CRAG), formado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad de Barcelona, la Universitat Autònoma y la empresa Front Range Biosciences (FRB).

En la segunda etapa del estudio se prueba una tecnología de marcadores moleculares para tratar de conseguir un perfeccionamiento de las características de las variedades. El IRTA, que cuenta con herramientas genómicas de última generación (con las que trabaja con otras especies como árboles frutales u hortalizas) y de la ingeniería de biosistemas, la agronomía y el control integrado de plagas, cree que tiene “todas las capacidades para dar respuesta a las crecientes necesidades del sector”.

Aumenta el interés por el cultivo de cannabis

En los últimos tres años se han registrado más de 200 variedades de esta planta en la Oficina Europea de Variedades Vegetales, según un comunicado de IRTA. Amparo Monfort, jefa del programa de Genómica y Biotecnología del IRTA, asegura que “esto evidencia el interés por el cultivo del cannabis a medida que se avanza en los aspectos legales y de regulación en todo el mundo”.

El doctor Jonathan Vought, director general de FRB, cree que el continuo crecimiento de la industria del cannabis medicinal en Europa representa “una gran oportunidad para la comercialización de nuevas variedades y semillas de alto rendimiento”. Desde el IRTA aseguran que su cultivo es de gran interés porque tiene aplicaciones en industrias tan diversas como las de bioplásticos, construcción, alimentos y bebidas altas en proteína, suplementos alimenticios, textiles, papelería y biocombustibles, entre otros.

Una planta de interés económico

A pesar de sus ventajas, Eliecer López, director de Relaciones Internacionales del IRTA, opina que las restricciones de cultivo en España no han permitido avanzar en la investigación al mismo ritmo que “otros tipos de plantas de interés económico” y añade que aún queda mucho recorrido para “desarrollar las innovaciones que necesita la industria”.

El IRTA defiende que el cultivo de cannabis es una alternativa a los sistemas agrícolas convencionales y que puede contribuir a mantener a la población rural en el territorio mediante un cultivo de “bioeconomía circular”. Según el instituto de investigación, de este modo se generarían extractos y productos derivados con un “alto valor económico” y podría ser un “buen aliado” para la sostenibilidad social, ambiental y económica.

Destacadas en Vida