Menú Buscar
El consejero de sanidad catalán, Toni Comín / EFE

La Generalitat acaba el año sin pactar los conciertos sanitarios

El consejero de Salud, Toni Comín, no ha comunicado la actividad ni la contraprestación económica de 2016 al 25% del sistema

3 min

La Generalitat de Cataluña acabará el año sin pactar los conciertos sanitarios. El Gobierno autonómico no ha acordado la actividad contratada ni la contraprestación económica con los centros de salud que ofrecen servicios a la Administración. El olvido del consejero Toni Comín no es menor, si se tiene en cuenta que la sanidad pública catalana concierta el 25% de su presupuesto, unos 2.400 millones de euros al año.

"A día 18 de noviembre, viernes, Salud no ha pactado la actividad que necesita para 2016 con los centros concertados. Es habitual que el contrato se retrase, pero este año va especialmente tarde", explica el gerente de un complejo médico que presta servicios a Salud.

Ello ocasiona un quebradero de cabeza a las instituciones que dependen en parte de los ingresos de la Consejería. "Operamos y facturamos mes a mes. No hay otra manera de hacerlo con esta falta de planificación", agrega la misma fuente.

Dejadez de Salud

Preguntada sobre si había fijado la actividad y la contraprestación económica de 2016 con los concertados, la Consejería de Salud no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio.

Quien sí lo ha hecho es un directivo del sector de la sanidad concertada. "Parece que la falta de planificación de la que hace gala el conseller se ha extendido a su departamento. ¿Cuántas altas tenemos que hacer este año? Pues aún no lo sabemos. Y estamos en noviembre", lamenta.

Impagos

Cabe recordar que el descuido de la Consejería de Salud con los conciertos sanitarios no acaba aquí. En octubre, el departamento de Comín comunicó a hospitales de agudos, centros sociosanitarios, de atención primaria y de salud mental que sólo pagaría el 50% de octubre por falta de fondos.

La deuda anunciada se sumará a la mitad del concierto del mes de agosto, que Salud tampoco abonó. Representan 175 millones de un total de 350 millones que la Consejería debería haber liquidado al sector después de los servicios ofrecidos por éste.

Peligran las nóminas

Aunque sí prometió abonar noviembre en su totalidad, Salud avisó de que la liquidación de diciembre quedaba pendiente del ingreso del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

En respuesta a este anuncio, la patronal catalana de centros sanitarios privados ACES respondió pocos días después que los impagos de la Consejería amenazan la paga extra de Navidad de los trabajadores de la sanidad concertada.