Menú Buscar
Crean un gel en espray para evitar la reproducción del cáncer / UCLA

Científicos crean un gel para evitar la propagación del cáncer

Su principal objetivo es evitar que los tumores cancerígenos se extiendan a otras partes de cuerpo humano

3 min

Un grupo de científicos de la Universidad de California (UCLA), en Estados Unidos, ha desarrollado un gel en aerosol biodegradable elaborado con medicamentos para mejorar el sistema inmunológico, cuyos ensayos han conseguido evitar que el cáncer se reprodujera en animales de laboratorio y su propagación a otras partes del cuerpo. “El aerosol no sólo inhibe la recurrencia de tumores en el área del cuerpo de donde se extraen, sino que también controla el desarrollo de tumores en otras partes del cuerpo”, ha explicado Zhen Gu, director del estudio, profesor de bioingeniería en la Escuela de Ingeniería Samueli de la UCLA y miembro del Centro de Cáncer Integral Jonsson.

Para llevar testar la eficacia de esta investigación, los investigadores probaron el gel en ratones que tenían tumores avanzados de melanoma extirpados quirúrgicamente. Al aplicar el gel sobre estos animales, el resultado fue que se redujo el crecimiento de las células tumorales que quedaban después de la cirugía. Así pues, durante el tiempo que duró el estudio, el 50 % de los ratones de la investigación sobrevivió durante al menos sesenta días sin que sus tumores volvieran a crecer.

¿Cómo funciona el gel?

A diferencia de otros tratamientos, la principal característica de este gel en aerosol es que, en vez de atacar activamente las células cancerosas, se ocupa de estimular el sistema inmunológico. Esto es posible gracias a que contiene un anticuerpo que es capaz de bloquear la proteína CD47, la cual es liberada por las células cancerígenas. De esta forma, bloquea la proteína y el anticuerpo permite al sistema inmunitario destruir las células cancerígenas sin utilizar para ello métodos más intrusivos.

Asimismo, también se observó que el gel “podría activar las células T en el sistema inmunológico para que trabajen juntas como otra línea de ataque contra las células cancerígenas persistentes”, ha apuntado Qian Chen, investigador y otro de los principales autores del estudio. No obstante, el gel está aún en fase de experimentación y es necesario que pase por más pruebas y aprobaciones antes de que pueda tener efectos reales en humanos. Aun así, la ciencia sigue avanzando para poner remedio a una de las enfermedades más mortíferas del siglo XXI.