Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Parque de aguas Antoni Santiburcio de Barcelona, que ha cerrado por casos de gastroenteritis / CG

El PP pide reabrir "con garantías" el parque de aguas de Barcelona

Los populares exigen explicaciones al gobierno de Ada Colau por los casos de gastroenteritis en un parque "inaugurado el 13 de agosto"

3 min

El PP de Barcelona ha reclamado reabrir "de forma inmediata y con garantías sanitarias" el parque de aguas Antoni Santiburcio, que el Ayuntamiento de Barcelona ha tenido que clausurar tras detectarse al menos 12 casos de gastroenteritis y erupciones cutáneas.

El grupo municipal que comanda Alberto Fernández Díaz ha pedido explicaciones al Ejecutivo local que dirige Ada Colau por los numerosos casos de afecciones gástricas en el espacio verde, que "podrían derivar de la calidad del agua de las fuentes". El concejal ha calificado de "chapucero" el hecho de que unas instalaciones inauguradas el pasado 13 de agosto, con un coste de 3,2 millones de euros, "hayan tenido que cerrar tan sólo 17 días después por posible falta de salubridad".

Se inauguraron tarde

En el mismo sentido, el grupo municipal popular ha criticado que unas fuentes dedicadas al baño infantil deberían haberse puesto en marcha en junio. "No solo se inauguraron tarde, sino que además es probable que se reanude su actividad cuando la temporada de verano haya finalizado", ha lamentado la formación.

De hecho, y tal y como ha informado Betevé, el brote de gastroenteritis en el parque ha obligado al Ejecutivo local de BComú a suspender la fiesta oficial de inauguración del espacio. En la misma se invitaba a los niños a "venir en bañador" a los 13 canales con surtidores. La celebración, por ahora, no tiene fecha.

17 días de vida

Cabe recordar que el parque Antoni Santiburcio fue inaugurado por la alcaldesa accidental, Laia Ortiz --Colau estaba de vacaciones--, el pasado 13 de agosto. Consta de 12.000 metros cuadrados con 13 canales y 234 surtidores de agua para que los más pequeños se remojen. El circuito de agua lo gestiona Barcelona Cicle de l'Aigua, la polémica empresa municipal que gestiona la distribución de agua en Barcelona.

La instalación, la primera fase de la recuperación de los Cuarteles de Sant Andreu, costó 3,2 millones de euros. En una segunda fase se acabará el resto de la zona verde, que comprenderá 22.000 metros cuadrados.