Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajadores funerarios con mascarilla portando un féretro / EFE

Madrid se adelanta a Cataluña y vacunará a los funerarios

La patronal pide incluir al colectivo entre los próximos ciudadanos a recibir la inmunización contra el Covid-19

3 min

La Comunidad de Madrid se ha adelantado a Cataluña y ha incluido a los trabajadores funerarios en la fase de vacunación que arranca ahora. El gobierno autonómico de Isabel Díaz Ayuso ha informado de que el personal de empresas de final de vida pasa a la fase II del Plan de Vacunación contra el Covid-19, algo la patronal nacional quiere que ocurra en el resto del país. 

Así lo ha pedido la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) en una nota emitida hoy, en la que ha informado de que "la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha anunciado esta misma mañana de que los profesionales funerarios estarán incluidos en la II Fase". 

"Servicio esencial básico"

A este respecto, la asociación ha recordado que "ha reclamado en varias ocasiones al Ministerio de Sanidad y ahora a las comunidades autónomas que los profesionales funerarios, como último eslabón de la cadena sanitaria, fueran considerados colectivo prioritario en el plan de vacunación". 

Alfredo Gosálvez, secretario general de Panasef, ha hecho hincapié en que "llevamos tiempo haciendo esta reclamación, ya que el sector funerario es un servicio esencial básico y estamos muy expuestos al virus". El directivo ha agregado que "parte importante de su labor es la retirada de fallecidos en los hospitales y residencias de ancianos, lugares con una alta incidencia de fallecidos por Covid-19. Por tanto, hemos recibido de buen agrado que los profesionales funerarios sean vacunados en una segunda fase del plan de vacunación pero seguimos insistiendo en que sea cuanto antes". 

El resto de autonomías, también

En relación al combate contra la infección que causa el virus SARS-CoV-2, Panasef indica que "las empresas de servicios funerarios han realizado importantes inversiones en medidas de seguridad en sus instalaciones, pero el riesgo cero no existe". En efecto, en algunas regiones como Cataluña, las bajas provocadas por coronavirus copan el 10% del total de las plantillas. Ello "podría provocar el cierre provisional de alguna empresa funeraria, con el consiguiente problema de salud pública que ello podría suponer". 

Es por este motivo que la patronal "insiste" a los gobiernos regionales en la "necesidad de que los profesionales funerarios sean vacunados lo antes posible y se sumen a la iniciativa aprobada por la Comunidad de Madrid".