Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un cirujano durante una operación con robótica de última generación en la Fundación Puigvert / EFE

La Fundació Puigvert realiza las dos primeras cirugías robóticas de última generación en España

Gracias a un robot quirúrgico desarrollado por Medtronic que mejora la precisión y la ergonomía, el hospital se convierte en el segundo de Europa en realizar una operación con este sistema

4 min

La Fundació Puigvert ha realizado con éxito las dos primeras cirugías en España con un robot quirúrgico de última generación. Se trata de Hugo, desarrollado por Medtronic durante los últimos diez años, que introduce por primera vez en un sistema de su clase una consola abierta, portabilidad, inteligencia artificial y un diseño modular. Con ello, mejora la precisión y la ergonomía durante las operaciones.

Con esta doble cirugía asistida por robot, realizadas en un paciente de cáncer de próstata y otro de cáncer renal, la entidad se ha convertido en el segundo hospital de Europa –después de Bélgica– en realizar una operación con este sistema, así como uno de los primeros del mundo, ha detallado el centro a través de un comunicado.  

Menos complicaciones y menor recuperación

Actualmente, la cirugía robótica solo se utiliza en un 3% de los procedimientos de todo el mundo, pero sus creadores aseguran que ya ha demostrado reducir el riesgo de complicaciones durante las intervenciones, además de acortar el tiempo de recuperación de los pacientes.

Por ello, el doctor Alberto Breda, Jefe de la Unidad de Urología Oncológica de la fundación, subraya que los cirujanos apuestan por esta técnica como primera opción porque “disminuye el sangrado, el dolor postoperatorio y de los días de hospitalización”. Por ello, defiende que se dejará de utilizar en casos seleccionados, como sucede ahora, para pasar a usarse de forma rutinaria.

Un cirujano durante una operación con robótica de última generación en la Fundación Puigvert / EFE
Un cirujano durante una operación con robótica de última generación en la Fundación Puigvert / EFE

Mayor rango de movimiento

El robot Hugo dispone de un sistema móvil que permite su fácil desplazamiento tanto dentro como fuera del quirófano gracias a su diseño modular y abierto, que también permite controlar los brazos del robot de forma individualizada. Además, incorpora un sistema de inteligencia artificial que permite grabar las intervenciones y seleccionar los momentos clave de la cirugía de forma automática.

Por su parte, la consola abierta ofrece al cirujano una visión en alta definición del campo quirúrgico, así como una precisión potenciada gracias a una óptica de hasta diez aumentos. “Todos estos atributos favorecen una experiencia de mayor proximidad ya que permite al/la cirujano/a mantener el contacto visual con el equipo quirúrgico”, señala la fundación.

Limitaciones en la accesibilidad

A pesar de las ventajas que ofrecen este tipo de avances tecnológicos en la medicina, el director corporativo de la Fundació Puigvert, Roger Abad, lamenta que todavía existen limitaciones en términos de accesibilidad.

Por este motivo, defiende que la llegada de Hugo “tiene que representar un paso al frente para transformar este panorama y avanzar hacia un modelo más democrático y competitivo”, haciendo de la cirugía robótica una opción accesible para mayor parte de la población.