Menú Buscar
Asamblea de funcionarios de Barcelona el miércoles por el cierre de su mutua PAMEM / CG

Rebelión de funcionarios de BCN contra el cierre de su mutua

Los trabajadores del Ayuntamiento de la Ciudad Condal rechazan liquidar el PAMEM porque "perderán derechos sanitarios"

3 min

Rebelión. Los funcionarios municipales de Barcelona se han alzado el miércoles contra la liquidación de su mutua municipal, el Instituto de Prestaciones de Asistencia Médica al Personal Municipal (PAMEM).

En una concurrida asamblea el miércoles en la Ciudad Condal, el personal ha pedido "parar" el cierre del servicio, que se integrará en el Servicio Catalán de Salud (CatSalut), como anunciaron la alcaldesa Ada Colau y el conseller de Salud, Toni Comín, el 21 de abril.

"Podemos evitarlo. El acuerdo de absorción por el CatSalut debe aprobarse en el plenario municipal. Se puede revertir, es una decisión política", ha indicado un portavoz de UGT.

En la misma línea, CCOO, ASI, CGT y SAPOL, sindicato de la Guardia Urbana, han expresado dudas o rechazo abierto sobre la decisión de Salud y el consistorio.

"Manifestaciones"

Más contundentes, los funcionarios de a pie han pedido acciones inmediatas. "Somos más de 2.600 trabajadores en activo de un total de 8.300 usuarios del PAMEM. Debemos tomar la plaza de Sant Jaume", ha expresado un guardia urbano.

Por su parte, otro empleado ha lamentado que "el cierre del PAMEM no es una opción. Los sindicatos deben frenarlo, igual que deberían haber fiscalizado la gestión que lo ha llevado a su actual situación de deuda".

Otros funcionarios han reclamado "sanear las cuentas" del ente, y han recordado que Estado y otras administraciones públicas "tienen mutuas similares", como el Muface.

Más de 8.000 usuarios

El PAMEM es un sistema de provisión sanitaria que el Ejecutivo local de Barcelona estrenó en 1950. La plataforma operó hasta 1993, cuando empezó a perder asociados de forma gradual, hasta los 8.300 actuales.

En el capítulo financiero, el sistema ha generado una deuda de 22,8 millones de euros. Con la liquidación del PAMEM, dos tercios de las obligaciones las asumiría el ayuntamiento, mientras que Salud debería amortizar otro tercio.

No obstante, sus afiliados aún gozan de una asistencia sanitaria superior a la que se presta en el sistema público. Especialidades com podología, psicología o ginecología están integradas en el edificio de la mutua en la calle Viladomat. Tampoco hay grandes listas de espera.