Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos funcionarios de la Modelo se encargan de recoger los votos que decidirán si van a la huelga / CG

Los trabajadores de la cárcel Modelo votan si van a la huelga

El martes realizarán el recuento de votos y comunicarán la decisión final como protesta por el traslado de los presos antes de que esté construido el nuevo centro penitenciario

3 min

La lucha de los funcionarios de prisiones contra el traslado de la Modelo continúa y amenazan con dar un paso más. Los trabajadores del centro penitenciario de hombres de Barcelona han colocado una urna en el interior de la cárcel y han iniciado la votación que les llevará, o no, a una huelga.

Según ha explicado a Crónica Global un portavoz de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP), Francesc López, la jornada de votación se inició este domingo, 9 de abril, durante unas horas, y finalizará este martes, día 11 de abril, con la colocación de la urna entre la una y las tres y media de la tarde.

Alta participación

“Se vota solo estos dos días para abarcar todos los turnos de los trabajadores” explica López, por lo que la plataforma ha precintado la urna desde la noche del domingo hasta la una de la tarde del martes, cuando volverá a abrirla.

Urna modelo

La urna precintada, en el interior de la cárcel Modelo / CG

El portavoz sindical resume el primer día de votación como “una jornada tranquila y con una participación alta: 49 votos sobre un servicio de 80 trabajadores, lo que significa el 61,25%, más cuatro votos delegados”.

Cuando finalice la segunda, a las tres y media de la tarde del martes aproximadamente, se procederá al recuento de votos y se comunicará la decisión final de los funcionarios de la prisión.

Traslado exprés

“Tenemos que dar a la empresa diez días desde la comunicación, que supongo la haremos el miércoles, 12 de abril”, sostiene López y añade que las fechas concretas las decide el comité de huelga, que todavía tiene que constituirse.

Los empleados de la cárcel Modelo protestan por la reciente decisión tomada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña: trasladar a los presos de forma temporal a otras prisiones mientras no esté finalizado el centro penitenciario de la Zona Franca.