Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los tratamientos para dejar de fumar podrían ser costeados por el Gobierno / EUROPA PRESS

El Gobierno podría financiar los fármacos para dejar de fumar

El coste de sufragar esos gastos podría superar los 500 millones anuales

2 min

El Gobierno planea financiar los medicamentos que ayudan a los fumadores que lo deseen a dejar de fumar. Los responsables del Ministerio de Sanidad están convencidos de que estos fármacos deben pasar a considerarse como un medicamento más dentro de los que se financian por el Sistema de Nacional de Salud para que de esta manera su uso sea mucho más extenso y conseguir que más ciudadanos abandonen este hábito, relacionado con buena parte de los casos de cáncer de pulmón, según informa El Economista.

Al pasar a estar financiados, estos fármacos entrarían dentro del copago farmacéutico, en el que de manera general los usuarios pagan el 50% del fármaco -el 10% en el caso de los pensionistas- y el resto es costeado por el Sistema Nacional de Salud. Con la Sanidad transferida, si el plan del Gobierno sale adelante, serían las administraciones autonómicas las que deberían hacer frente a este gasto, dentro de su presupuesto sanitario anual. Puede rondar los 500 millones de euros anuales.

Inversión rentable

Varias sociedades médicas llevan tiempo convenciendo a las administraciones de que incluso desde el punto de vista financiero invertir en estos fármacos es rentable a largo plazo. Los médicos afirman que estos fármacos han demostrado ya su eficacia en los grandes fumadores y aportan estudios que establecen en unos 4.000 euros de ahorro por cada paciente que deja de fumar, por los costes sanitarios evitables de bajas y hospitalización.

Actualmente hay tres tipos de terapias farmacológicas de venta en las farmacias, las sustitutivas de la nicotina, como parches, chicles o comprimidos, y dos medicamentos existentes para combatir el síndrome de abstinencia, los fármacos bupropión y vareniclina, con varias marcas en el mercado. Estos tratamientos se venden a través de receta médica, pero no cuentan con ningún tipo de financiación, por lo que su precio libre ronda los 300 euros por tratamiento, teniendo en cuenta las dosis. 

Destacadas en Vida