Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una enfermera con un vial de la vacuna de AstraZeneca contra el Covid-19 / EP

Fuga de enfermeras en Cataluña: 191 se van cada año

El Colegio de Enfermería alerta de que la "precariedad" se lleva a las sanitarias de la región: ya faltan 10.700 en comparación con la media europea

3 min

Hay fuga de enfermeros en Cataluña. El Colegio de Enfermería de Barcelona (COIB) cuenta 191 bajas de sanitarios al año en la región desde 2011, un goteo que atribuye a la "precariedad" en la que está sumido el sector en el territorio, además de su exclusión de los órganos de decisión. 

Lo ha explicado la cúpula del ente colegial hoy martes, a un día de la celebración del Día Internacional de la Enfermera, que tendrá lugar mañana. En ocasión de esta jornada, el colegio, que ha elaborado un vídeo de defensa del estamento, ha puesto cifras a la sangría de la enfermería en Cataluña. Hasta 191 profesionales se marchan cada año hastiados de las condiciones laborales y de su rol "inexistente en los órganos de decisión de la profesión". 

Lejos de la media UE

La polémica Paola Galbany, presidenta del COIB, ha advertido de que Cataluña ya cuenta con una ratio de enfermería inferior a la deseada. Si la región deseara parangonar su cifra a la de Navarra, la autonomía mejor dotada, necesitaría 10.866 sanitarios más. Si el Govern quisiera equiparar el territorio a la media comunitaria, tendría que ampliar plantillas hasta sumar 10.600 efectivos más

"La ratio de enfermeros y enfermeras --el 80% son mujeres en Cataluña-- por habitante está directamente relacionada con la calidad asistencial y la disminución de la mortalidad por un deterioro de los cuidados. Los datos son importantes por cuanto la sociedad está envejeciendo y se precisará de más personal", ha argumentado Galbany

"Prudencia con la reapertura"

Paloma Amil, miembro de la junta de gobierno del COIB, ha recordado que el estamento de enfermería "lleva el peso de la vacunación contra el Covid-19". Amil ha enfatizado que "ha sido un año muy duro para todo el mundo, también para los enfermeros": "Pedimos prudencia y cautela a todo el mundo, pues todos tenemos ganas de salir, pero el personal sanitario está exhausto". 

Por su parte, Galbany ha hecho hincapié en la necesidad de "defender y poner en valor la profesión", así como mejorar las condiciones laborales. ¿Cómo? "Se impone revisar los sueldos, habida cuenta de que el colectivo ha sido un puntal durante la pandemia; abordar la eventualidad de los contratos, ya que no podemos trabajar como temporeros; tener en cuenta el nivel económico y la escala profesional, ya que aunque muchas tienen doctorados, no llegan a los puestos de decisión", ha apostillado la directiva.