Menú Buscar
Antoni Freixa, exsecretario y exmiembro de la junta directiva del Fútbol Club Barcelona / CG

Una testigo confirma que Freixa cobró comisiones por los columbarios del Barça

La firma a la que el club otorgó el proyecto de los columbarios maquilló la mordida que ingresó el directivo mediante diversos acuerdos de supuesta asesoría jurídica

4 min

Lo que en una fase inicial de la investigación sobre el llamado caso columbarios se situaba en meras sospechas, a medida que avanzan las indagaciones del juez de Instrucción número 7 de Barcelona, éstas van adquiriendo forma.  

Toni Freixa, exsecretario y exmiembro de la junta directiva del Fútbol Club Barcelona entre los años 2010 a 2014, cobró más de 170.000 euros de la empresa Giem Sports como comisión por haber favorecido la adjudicación del contrato de los columbarios del club a esta sociedad.

La empresa imputada habría camuflado los pagos a través de diversas “mensualidades” facturadas al bufete de abogados de Freixa en concepto de una supuesta asesoría jurídica.

Una declaración reveladora

Así se desprende de la declaración efectuada ante el juez en calidad de testigo (es decir, con obligación de declarar la verdad) de N.C., la exdirectora financiera de Giem Sports, el pasado día 20 de febrero, y a la que ha tenido acceso este medio.

La testigo, a preguntas del abogado Fernando Martínez que ejerce la acusación particular en nombre de un colectivo de inversionistas afectados por el proyectos de los columbarios, responde que “el asesoramiento jurídico de Giem lo hacía otro bufete”: “Yo tengo entendido que facturaba en concepto de comisión por haber concedido el contrato del Barça; lo que pasa es que en las facturas no ponía eso”.

Freixa en los dos lados

Tal y como ya adelantó Crónica Global, entre 2010 y 2014 Freixa se embolsó 175.026,99 euros​ a través de diversos contratos fragmentado de la empresa Giem y sus filiales Espai Memorial y Gestió Integral Sports.

En esa época, Freixa era directivo y secretario de la junta del Barça. En ese tiempo, el club otorgó a estas empresas el proyecto, la gestión y la comercialización de los columbarios de socios y simpatizantes. El contrato suponía para las adjudicatarias unos beneficios cercanos a los 90 millones de euros de los que 20 euros recaerían en el club.

Factura tras factura

Según el informe pericial que obra en poder del juez de Instrucción número 7 hay sospecha de un presunto delito de estafa. Freixa cobró  98.004 euros de Espai Memorial entre 2010 y 2014. De la empresa Gestió Integral Sports, 38.839 euros, y de Giem, 50.479 euros. Las tres pertenecían al empresario imputado Santiago Bach.

Según los datos que obran en poder del juez, durante ese época Freixa giró 70 facturas a dichas sociedades por servicios supuestamente realizados por cuenta de su gabinete jurídico, Freixa Advocats.

Varios frentes judiciales

A partir de esta declaración y de otras diligencias de investigación ordenadas por el juez, el instructor está sopesando cambiar la condición del hasta ahora testigo Toni Freixa por la de investigado.

Por otro lado, el juez de Instrucción número 19 de Barcelona ha abierto otra línea de investigación para esclarecer el escándalo de los columbarios. Es ese caso, Freixa aparece como imputado por los querellantes (exsocios de Giem) y también lo es el club, al que se atribuye el haber desarrollado ese millonario negocio sin contar con el permiso municipal.

Destacadas en Vida