Menú Buscar
Toni Freixa en el juzgado de instrucción antes de la comparecencia / CG

Freixa reconoce que adjudicaron los columbarios del Barça a una empresa que él asesoraba

El exsecretario y directivo del club entre 2010 y 2014 trabajó para la empresa Giem Sports, concesionaria del proyecto de los nichos azulgranas, a razón de 5.000 euros mensuales

3 min

El que fuera portavoz y secretario de la junta directiva del FC Barcelona durante el mandato de Sandro Rosell y posterior directivo del club, Antoni Freixa, reconoció ante el juez que es aquella época su bufete de abogados trabajó para la empresa Giem Sports, compañía a la que adjudicaron desde el club el proyecto de desarrollo de los columbarios en los aledaños del Camp Nou.

Freixa reconoce que cobraba una iguala de 5.000 euros al mes, pero niega que fuera una dádiva en compensación haber otorgado a Giem el millonario proyecto de los columbarios.

"Yo no sé de qué va..."

"¿Si teníamos encargos de Giem sobre este proyecto? No. Lo que tuvimos en mi despacho fue un 'mírate este contrato', 'acompáñame a esta reunión', 'acompáñame a este viaje'". Freixa se muestra así de taxativo durante el interrogatorio judicial al que le ha sometido el juez de Barcelona que investiga a Giem Sports y al club por un presunto delito de estafa y apropiación indebida.

"Mi despacho asesoraba a esta empresa en su práctica habitual pero precisamente en el tema del FC Barcelona yo siempre me mantuve al margen y no tuve ninguna intervención". Freixa lanza balones fuera, pero lo cierto, y así lo reconoce en su declaración judicial, es que en su condición de portavoz del club fue el encargado de presentar ante los medios de comunicación este proyecto. "Sí, lo hice --responde irónico--, como también presenté el fichaje de Neymar. Es la función del portavoz".

El ayuntamiento en contra

Toni Freixa dice ignorar que el Ayuntamiento de Barcelona había negado explícitamente los permisos al club para desarrollar en los aledaños del estadi el proyecto urbanístico de los columbarios, proyecto que, a pesar de ello, se adjudicó. Y no sólo eso, el Barça, en aplicación del contrato suscrito con Giem Sports, cobró un millón de euros de paga y señal, dinero que ahora los afectados, a los que asiste jurídicamente el letrado Fernando Martínez, reclaman con insistencia.

Freixa declaró ante la justicia en calidad de testigo. Una querella presentada por el exsocio de la empresa Giem Sports José Huertes pide su imputación por haber cobrado, supuestamente, comisiones de la empresa adjudicataria al haberla favorecido con el contrato cuando era directivo del club.