Menú Buscar
Máquinas tragaperras / PIXABAY

Nuevo fraude en Cataluña relacionado con máquinas tragaperras

La Policía Nacional ha detenido a tres personas, de origen chino, que modificaban billetes de cinco euros para engañar a las máquinas tragaperras y que éstas los reconociera como si fueran de 50 euros

3 min

La Policía Nacional ha informado de la detención en Cataluña de tres ciudadanos de origen chino que engañaban a las máquinas tragaperras mediante la manipulación de billetes de cinco euros. Los acusados utilizaban un novedoso sistema mediante el cual introducían el billete modificado, de forma que ésta lo detectaba como si realmente se hubiera metido uno de 50 euros.

Tras introducir los billetes por la ranura y pulsar el botón para recuperar el importe, conseguían 50 euros legítimos por cada billete de cinco euros que habían introducido en la máquina tragaperras. La operación se ha saldado con dos personas detenidas en Badalona y otra más en Barcelona como presuntos autores de delitos de falsificación de moneda y estafa.

Más de cien billetes modificados en un mismo establecimiento

Las investigaciones se iniciaron a finales del pasado mes de julio tras descubrirse que personas desconocidas estaban engañando a las máquinas tragaperras con el sistema anteriormente citado. Una vez realizadas las pesquisas, los agentes de la Policía Nacional localizaron a tres personas de nacionalidad china que habían actuado en varios bingos de Cataluña, llegando a introducir más de cien billetes adulterados en un solo establecimiento.

Tras identificar a los autores, los investigadores establecieron el correspondiente dispositivo en torno a ellos y constataron su ilícita actividad, comprobando que realizaban estudios minuciosos de las máquinas tragaperras hasta localizar alguna ‘débil’. Desde la Policía Nacional se informa de que los agentes han detectado casos en Cataluña, Baleares y Canarias con los que habrían obtenido un beneficio de más de 40.000 euros.

Bloqueo de las máquinas tragaperras

La colaboración de los empresarios del sector con los agentes de la Policía Nacional fue definitiva para resolver el caso. La rápida difusión de la debilidad de estas máquinas tragaperras en la detección de los billetes trascendió hasta ellos, por lo que cambiaron y bloquearon las máquinas afectadas para así detener el fraude.