Menú Buscar
Las fotografías de Maduro, antes y después de los retoques de José Carlos Gómez / JCG

El fotógrafo afincado en Barcelona al que Maduro ‘robó’ sus fotos

José Carlos Gómez, venezolano, realizó en 2013 retratos a Maduro para la campaña electoral que fueron 'refacturadas' por agencias chavistas

26.05.2019 00:00 h.
5 min

“Hice unas fotografías para Nicolás Maduro, para un tarjetón, pero acabaron siendo, sin que yo lo supiera, las fotos oficiales de campaña, refacturadas por una de las muchas agencias que hay que son de miembros del gobierno”. Son las palabras de José Carlos Gómez, un fotógrafo venezolano, afincado en Barcelona, y que trabaja en L’Hospitalet, que se muestra harto de las maniobras del chavismo en su país y que exhibe sus fotografías, las de un Maduro histriónico, que posa de formas diferentes, responsable de una trama que acabará beneficiando a muchos altos cargos.

Gómez trabaja en una bodega en L’Hospitalet, y queda lejos, por ahora, el trabajo de fotógrafo, después de haber participado, en Venezuela, en cuatro elecciones del Gobierno como “técnico contratado”. Ha podido ver las interioridades del régimen de Maduro. Y señala que, precisamente, las elecciones son una buena oportunidad para “repartir” muchos recursos económicos “entre las agencias de ellos mismos”.

Nicolás Maduro, con su mujer Cilia y los nietos del matrimonio  /JCG

Nicolás Maduro, con su mujer Cilia, y los nietos del matrimonio /JCG

Agencias chavistas

Se refiere a agencias como Contextus, de Mónica Ortigoza Villasmil, esposa de Alejandro Escarrá; Grupo Tuandamio, de Pedro Morejón, que fue encargado de las carteras de Economía Comunal y Turismo y diputado del PSUV. También otras como Ámbito, de Tania Díaz, vicepresidenta de Agitación, propaganda y comunicación del PSUC, o Orinoco Group, de Temir Porras, que ejerció de director de Política Internacional.

Las fotografías de Maduro, de José Carlos Gómez /JC

Las fotografías de Maduro, antes y después de los retoques de José Carlos Gómez /JCG

Las fotografías que acompañan esta pieza son de José Carlos Gómez, cuando se le encarga que las realice en la campaña electoral de 2013. Anteriormente, había sido fotógrafo de campañas electorales de Hugo Chávez. Entonces, en 2013, su misión era la de conseguir fotos “como candidato”, que la propia “corte” de Maduro acababa seleccionando.

El dirigente venezolano Temir Porras /JCG

El dirigente venezolano Temir Porras /JCG

Pero la postproducción era responsabilidad de Gómez, que logra “una presentación personal más acorde para un candidato, porque no había nadie que se encargara de su imagen”. Los gestos de Maduro, que juega con Gómez en esas fotos, son muy variados y se muestra como un hombre autoritario, afeminado, desinhibido, con poses de toda suerte. Las sesiones sirven para que otros miembros de la familia se aprovechen y de altos cargos como Temir Porras, que se puso ante la cámara de fotos para hacer de modelo.

El fotógrafo venezolano, afincado en Barcelona, José Carlos  /JC

El fotógrafo José Carlos Gómez, trabajando en Venezuela /JCG

Pendientes del juicio de Odebrecht

Con la erosión del régimen, y la decantación hacia un sistema cada vez más autoritario, Gómez ha dejado Venezuela. Vive en Barcelona, una ciudad que conoce, porque, precisamente, estudió fotografía de joven en la capital catalana y la ha visitado de forma frecuente. En su retina quedan muchas imágenes. Fue el “técnico contratado” que acompañó a Chávez en una gira internacional que le llevó a Siria, Rusia, Bieolorrusia y Libia. En aquel país fue testigo del abrazo entre Chávez y Gadafi.

Su resquemor, ahora, es que ese trabajo, y el que hizo en los últimos años ha servido para enriquecer a personas del régimen de Maduro, apropiándose de sus propias fotografías que se refacturan a agencias sin ningún rubor. Gómez recuerda que todo eso se sigue en el juicio de Odebrecht, sobre la empresa brasileña que habría financiado las campañas electorales del chavismo.

El fotógrafo venezolano, afincado en Barcelona, José Carlos  /JC

El fotógrafo José Carlos Gómez /JCG

Gómez tiene pasaporte español, por sus orígenes de este país, y eso le ha facilitado las cosas respecto a otros compatriotas venezolanos que han dejado el país masivamente en los dos últimos años.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información