Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Día de Todos los Santos en un cementerio / EP

Los floristas, ante el "golpe definitivo" de perder Todos los Santos

El sector confía en las ofrendas florales para compensar un año perdido y denuncia la falta de ayudas de la Generalitat

6 min

Los floristas aguantan la respiración ante la posibilidad de perder Todos los Santos. La propuesta de un encierro de fin semana sugerido por la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, daría la puntilla a un sector arruinado por la crisis sanitaria. El portavoz del Gremio de Floristas de Cataluña, Joan Guillén, desvela que la conmemoración del día de los difuntos supone el 10% de su facturación anual y representa el único canal enfocado a los consumidores que ha sobrevivido al impacto del Covid-19.

"Las floristerías se activan al comienzo de la primavera, justo cuando empezó el confinamiento. Este año hemos perdido Sant Jordi, el día de la Madre, Girona Temps de Flors... también nos hemos encontrado con una situación complicada de los restaurantes y hoteles", cuenta Guillén. Al rosario de pérdidas se añaden las dificultades para organizar eventos o ceremonias como bodas y bautizos, otra vía de ingresos severamente menguada por las restricciones sociales. "No sabemos qué pasará en Navidad y nuestra última esperanza está en el próximo fin de semana", resume.

"Cerrar los cementerios nos remataría"

Miquel Batlle, presidente de la Asociación Empresarial de Mayoristas Mercabarna-flor, secunda la preocupación de Guillén. "La situación es complicada por la incertidumbre de si se cerrará o no", confiesa Batlle. Y añade: "Cerrar los cementerios nos remataría". Este mayorista cuenta que ha perdido en torno al 60% de facturación y se lamenta de la falta de ayudas directas para los empresarios.

Batlle explica que la línea de préstamos anunciada por la Consejería de Agricultura en julio solo benefició a los cultivadores de flores y plantas, olvidándose del resto de actores en la cadena de la industria floral. Además, las condiciones de acceso a los empréstitos del departamento dificultó que gran multitud de operadores pudieran acogerse a este plan de rescate.

El sector, que mantiene una interlocución continua con el Procicat, sostiene que a día de hoy los camposantos abrirán los próximos 31 de octubre y 1 de noviembre. El organismo presentó el pasado 9 de octubre una batería de recomendaciones para asegurar la celebración de la festividad de forma segura. La mayoría de estas medidas son de carácter general, como las limitaciones de aforo, el uso obligatorio de la mascarilla y el respeto del distanciamiento social. Respecto a las ofrendas florales, el Procicat no desaconsejó su realización, pero recomendó el uso de gel desinfectante antes y después de depositar el ramo en la tumba.

Dos usuarias dejan flores en la sepultura de un ser querido en un cementerio de Barcelona / CG

 

Dos usuarias dejan flores en la sepultura de un ser querido en un cementerio de Barcelona / CG

Ofrendas no solo presenciales

Como alternativa a estas ofrendas presenciales, algunos negocios han puesto a disposición de los clientes opciones de entrega segura y responsable. Es el caso de Rosistirem, una empresa nacida en Barcelona en plena pandemia que ha lanzado un servicio especial y gratuito de entrega de ramos a los cementerios para reducir el número de desplazamientos.

El fundador de la startup, Pau Culillas, justifica esta iniciativa para "contribuir a la desescalada y controlar los aforos en los cementerios" sin renunciar por ello al tradicional homenaje. Rosistirem, que distribuye sus ramos de flores en toda España, prevé alcanzar los mil pedidos en estas fechas. "Tengo el caso de una chica que vive en Murà (Bages), cuyo tío murió este año y aún no ha podido llevarle flores. Nosotros nos encargamos de realizar el envío sin que ella tenga que desplazarse", explica el emprendedor.

La empresa, además, destina parte de sus beneficios al Banco de los Alimentos: "Si bien es una fecha donde toca recordar a los que ya no están, también queremos que la sociedad no se olvide de todas aquellas familias que están en una situación precaria por la crisis económica".

Rosistirem ofrece un servicio de entrega de ramos no presencial / ROSISTIREM

 

Rosistirem ofrece un servicio de entrega de ramos por encargo / ROSISTIREM

Reparar un duelo imperfecto

La afluencia a los cementerios se prevé concurrida este año. Solo en la ciudad de Barcelona, se han registrado 3.000 muertes adicionales por el Covid-19. "El proceso psicológico del duelo no se ha dado", recuerda Guillén. Las limitaciones de los entierros impidieron que muchos familiares y allegados de los fallecidos acudieran a los tanatorios y, en muchos casos, los entierros​ se oficiaron de forma casi clandestina.

Los floristas quieren aportar su granito de arena en una situación complicada para muchos ciudadanos que se han despedido de forma imperfecta de sus seres queridos. Pero para ello, necesitan que la Administración no cambie de criterio en el último momento. "El proceso de la flor no es automático ni se pueden mantener en las tiendas de forma ilimitada. Pedimos que se tenga en cuenta a todos los actores antes de tomar decisiones", sentencia Guillén.

Destacadas en Vida