Menú Buscar
Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid

Florentino Pérez: "Oiga, para esto... ¿no me podían haber llamado por teléfono?"

La declaración policial del presidente de ACS en el 'caso Son Espases' revela su tono displicente y poco colaborador con los investigadores

3 min

El sumario del caso Son Espases que instruye en Palma de Mallorca el juez José Castro no tiene desperdicio. Entre la infinidad de diligencias policiales y judiciales relacionadas con este caso de presuntos sobornos y corrupción urbanística en Baleares, aparece el informe correspondiente a la toma de declaración como testigo del presidente del Real Madrid y de ACS, Florentino Pérez, en sede policial.

En presencia del inspector jefe de delitos económicos y del fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, Florentino compareció para ser interrogado sobre el papel que jugó la sociedad que él preside en el proceso que finalmente acabó con la adjudicación a ACS del macroproyecto de construcción del controvertido centro asistencial en Palma.

Altivo

Policía y fiscal iniciaron el interrogatorio según lo establecido en la ley. No habían trascurrido ni tres preguntas cuando el empresario interrumpió la declaración para espetar : “Oiga, para esto... ¿no me podían haber llamado por teléfono?". El fiscal y el policía se miraron contrariados y le respondieron que él, como cualquier ciudadano, ha de comparecer a los requerimientos de la justicia por incómodos que resulten.

-"¡Esto pregúnteselo a mi director general!", respondió airado en otra ocasión.

-"No, se lo pregunto a usted que es el presidente...", señaló el policía.

-"Oiga que yo dirijo 150 empresas", añadió Florentino.

-"1.500, señor presidente, 1.500", matizó su letrado defensor, ex abogado del Estado.

Florentino lanza la piedra...

Otro de los momentos tensos se produjo cuando los investigadores trataban de hurgar en la posibilidad de que la UTE de empresas que finalmente se llevó el macrocontrato de Son Espases hubiera pagado comisiones a cambio de los contratos.

Florentino, flemático, respondió: "Yo no pago comisiones". Y añadió enigmático: "Por eso no he trabajado nunca en Cataluña".