Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Centro de menores tutelados en El Masnou / RTVE

La fiscalía pide hasta cuatro años de prisión por el ataque a un centro de menores en El Masnou

El ministerio público señala que los nueve acusados cometieron un delito de incitación al odio

6 min

La fiscalía pide hasta cuatro años y cuatro meses de prisión para los nueve acusados del ataque a un centro de menores tutelados en El Masnou, en julio de 2019. Ocurrió tras una concentración de apoyo a los jóvenes migrantes, cuando se produjo una contramanifestación de rechazo, en la que varios de sus protagonistas asaltaron el albergue, tras rebasar el cordón policial que lo protegía.

El suceso ocurrió pasadas las 19.30, cuando unas 150 personas corearon consignas como “vamos a por ellos”, “moros de mierda”, “vamos a quemar el albergue” y “os vamos a matar”. Todas ellas, "expresiones con un claro desprecio al origen nacional de los menores" que provocaron, por el nivel de confrontación de ambos grupos, el despliegue de agentes de orden público, que establecieron dos líneas policiales para evitar su confluencia.

Saludos fascistas

Uno de los acusados, D. J. R., rebasó el perímetro de los mossos, pese a las advertencias de los agentes, y animó al resto de concentrados a dirigirse al albergue El Balquer, donde se encontraban los menores, al grito de “hoy los echamos, vamos al centro, a por ellos”. Una consigna que siguieron otros procesados que, durante el trayecto, realizaron "saludos vinculados a los movimientos de extrema derecha, creando así un clima de confrontación y hostilidad", relata la fiscalía.

Manifestación contra la presencia de los MENAs en El Masnou / TWITTER
Manifestación contra la presencia de menores tutelados en El Masnou / TWITTER

Al llegar a las inmediaciones del centro, la policía volvió a advertirles de que no accediesen al recinto. A pesar de ello, J. M. P. M. azuzó a la masa: "Con dos cojones, para dentro". Una vez en su interior, este, junto a otro individuo, propinó  patadas y golpes por todo el cuerpo al integrador social del albergue. Otra de las acusadas le espetó a una víctima: “Moro de mierda, vete a tú país, ven aquí, cobarde”, mientras otro de los implicados sujetó a un subinspector de los Mossos y lo empujó.

Agresión al vigilante

Los asaltantes de El Balquer también agredieron a su vigilante, cuando este protegía a uno de los menores. "Seguridad, moro de mierda, fuera de aquí, te mataremos”, le chillaron tras propinarle patadas y puñetazos. Siete de los acusados participaron en este ataque que, según el ministerio público, se gestó en redes sociales. Considera así que todos ellos actuaron "movidos por el desprecio que sentían hacia los menores migrantes y con evidente voluntad de ofender su dignidad".

Un ataque en el que los encausados lanzaron piedras y otros objetos contundentes contra los niños, el personal del albergue y los policías que se habían desplegado en la zona. Por todo ello, la fiscal considera que generaron "un clima de angustia, zozobra y pánico en los residentes en dicho centro, entre ellos numerosos menores de edad, que escuchaban las consignas, temiendo que pudieran acceder al interior del albergue dada la agresividad de los manifestantes". A consecuencia del suceso, también uno de los menores resultó lesionado, así como un policía, y también constan daños en las vallas de acceso al centro.

Agresores neonazis

Además, uno de los acusados, J. A. de la F. M., presumió del ataque en la red social Twitter, donde publicó un vídeo en el que señalaba que acaba de llegar de El Masnou, y acusaba a los menores tutelados de cometer agresiones sexuales. Por todo ello, la fiscalía sostiene que los nueve acusados "actuaron por el desprecio y la animadversión que sienten al origen nacional de los menores". Recuerda además que el individuo que se grabó fue miembro del partido xenófobo Plataforma Per Catalunya, mientras que D. N. L. es simpatizante del movimiento Skin de ideología neonazi; y que R. S. C. tiene vinculaciones con movimientos violentos y radicales de extrema derecha, y pone como ejemplo comentarios racistas en sus redes sociales en los que alude a Adolf Hitler.

Por todo ello, la fiscalía reclama penas de entre dos años y dos meses, y cuatro años y cuatro meses de prisión para los acusados por un delito de incitación al odio, así como una orden de alejamiento de 300 metros al centro El Balquer y una multa de nueve meses --con una cuota diaria de 10 euros--, y cinco años de inhabilitación para profesión u oficio educativo, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre. Además, para seis de ellos también reclama prisión por resistencia a la autoridad.

Indemnización

Para otros dos, J. L. M. L. y R. S. C., el ministerio público también solicita una indemnización de 3.310 para el joven herido, por las lesiones sufridas y los perjuicios morales ocasionados. Así como otros 1.270 euros por los daños causados en el albergue, y 240 euros por las heridas causadas a un mosso.