Menú Buscar
Eulàlia Reguant, diputada de la CUP, en la Marcha por la Dignidad / EFE

La Fiscalía entiende que llamar trapo (en catalán) a la bandera española es correcto

El ministerio público archiva la denuncia contra una diputada de la CUP acusada inicialmente de ultraje

12.12.2017 00:00 h.
3 min

La Fiscalía de Cataluña ha archivado la denuncia presentada contra la dirigente de la CUP Eulàlia Reguant por haber llamado “drap” (trapo, en catalán) a la bandera nacional española.

Tal y como adelantó este medio, el ministerio público abrió diligencias de investigación a partir de la denuncia presentada por la asociación madrileña Tots som España que imputó a la exdiputada antisistema por haber llamado “trapos” a las banderas españolas que, el pasado 6 de septiembre, los diputados del Partido Popular depositaron en sus escaños antes de la votación de la Ley del referéndum.

Reivindicación con banderas

Aquel día, cuando se iba a votar (la propuesta contó con los votos afirmativos de Junts pel Sí y la CUP), los diputados populares abandonaron la Cámara catalana no sin antes dejar sobre sus escaños diversas banderas españolas y catalanas. Instantes después, la diputada de Catalunya Sí que es Pot Àngels Martínez retiró esas banderas y se las entregó a la diputada de la CUP. Reguant declaró al acabar la sesión: “Sí, ya he tirado esos trapos”.

Según la entidad denunciante, esa palabra supone poco menos que un insulto que asciende a la categoría de delito de ultraje a la bandera tipificado en el Código Penal cuando se refiere “a la enseña nacional”.

La denuncia hace un recorrido etimológico, histórico y literario sobre las distintas acepciones de la palabra “trapo”. Según los denunciantes, “trapo” tiene una carga peyorativa y punible si se refiere a la bandera española (la denuncia no hace referencia alguna a las banderas catalanas).

Los fiscales no lo ven

Sin embargo, para los fiscales de Cataluña esa no es una buena interpretación lingüística de la palabra “trapo”. Para empezar, dice la Fiscalía, se utilizó el término drap, que en catalán tiene una acepción más amplia que en castellano.

En catalán, insiste el ministerio público, drap no es en absoluto un término peyorativo como podría interpretarse en castellano. Dice el fiscal, a título de ejemplo, que en el cancionero popular catalán se habla de draps para referirse a la telas que abrigaban al Niño Jesús en el pesebre.

Caso cerrado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información