Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Numerosos taxis parados en Barcelona durante una huelga de taxistas / EUROPA PRESS

El fiscal pide cárcel para un taxista que cometió una agresión homófoba en Viladecans

El conductor insultó a dos mujeres llamándolas "bolleras de mierda" y propinó un puñetazo a una de ellas en la cara

3 min

La fiscalía ha pedido un año y cuatro meses de prisión para un taxista acusado de agredir presuntamente a dos mujeres en Viladecans (Barcelona) por ser lesbianas. Según las denunciantes, el conductor les llamó "bolleras de mierda" y las golpeó en el aparcamiento de una discoteca durante la noche del 3 al 4 de marzo de 2019.

En el escrito de acusación, el fiscal de enlace de delitos de odio sostiene que los hechos constituyen un presunto delito contra la integridad moral, y también acusa al hombre de tres delitos leves de lesiones.

La defensa eleva la condena

La Audiencia de Barcelona juzgará los hechos, que ocurrieron sobre las 23.45 horas y por los que el abogado de las dos mujeres pide una condena de dos años de prisión.

El Juzgado de Instrucción 5 de Gavà (Barcelona) ha dirigido las diligencias previas, en las que está implicada además una amiga de la pareja, que también fue golpeada.

Homofobia desinhibida

Las denunciantes han explicado que se estaban abrazando cuando el hombre les gritó "eso es lo que os gusta", con ánimo de menoscabar su dignidad por desprecio a su orientación sexual, recoge el texto de la acusación pública.

Una de ellas reaccionó golpeando el taxi, ante lo que "el acusado salió del vehículo y, con actitud despectiva y agresiva", les dijo "sois unas guarras" y las llamó "bolleras de mierda".

Puñetazo en la cara

El escrito de acusación del fiscal explica que la amiga de la pareja intervino en la discusión, ante lo que el taxista la agarró de la muñeca y le dio un puñetazo en la cara, lo que la hizo caer al suelo y perder temporalmente la conciencia.

El abogado de las denunciantes, Álvaro Machado, ha expresado que "este tipo de atentados violentos contra la libertad en todas sus manifestaciones y contra la dignidad de colectivos minoritarios tienen que topar" con todo rechazo y ser castigado por la ley, y ha recalcado que el acusado tiene varios antecedentes penales, aunque no computables en cuanto a reincidencia.