Menú Buscar
Varias familias en el Benvinguts a pagès, una iniciativa que tiene lugar el fin de semana del 1 y 2 de junio

Alternativas rurales al Primavera Sound

La iniciativa 'Benvinguts a pagès' y la fiesta del 'Aplec del Caragol' son dos de los eventos que coinciden en el tiempo con el masivo festival de música que se celebra en Barcelona

31.05.2019 00:00 h.
7 min

Las calles de Barcelona se convertirán este fin de semana en un hervidero de jóvenes unidos por la música que ofrece el Primavera Sound. El festival quiere volver a batir su récord de visitantes --el año pasado lo consiguió y alcanzó las 200.000 personas--, lo que conlleva un gran despliegue de la ciudad para acaparar a todos los participantes. 

Aquellas personas que no estén interesadas en la última canción de Rosalía, en la puesta en escena que tendrá Miley Cyrus o en qué estilo se enmarca la banda Interpol tienen varias alternativas para sobrevivir durante los próximos días, y todas bien lejos de la capital catalana. Por una parte, se celebra durante estos días la iniciativa Benvinguts a pagès, una convocatoria para acercar la actividad económica del mundo rural a la ciudadanía. Por otra, Lleida se viste de largo para celebrar una nueva edición del Aplec del Caragol, la fiesta dedicada a la gastronomía del caracol.

'Benvinguts a pagès'

Cataluña abre las puertas al campo el primer fin de semana de junio. Benvinguts a pagès es un proyecto puesto en marcha en 2016 y en él han participado un total de 55.000 personas desde entonces. En 2019, afronta su cuarta edición con un objetivo claro: poner en relieve el trabajo que se desarrolla en los sectores de la agricultura, la ganadería y la pesca, cuya aportación al PIB de Cataluña se sitúa alrededor del 1%. Para ello, tanto negocios del primer sector como establecimientos relacionados con lo rural ofrecerán cientos de actividades que muestren la realidad del territorio.

Niños en los talleres que ofrece 'Benvinguts a pagès' que se celebra este fin de semana

Niños en un taller de la iniciativa 'Benvinguts a pagès'

En la presente edición participan alrededor de 200 explotaciones del sector primario; otros tantos alojamientos para pasar el fin de semana sin reserva previa; 119 restaurantes que ofrecerán un menú especial con productos de proximidad y más de 130 actividades culturales complementarias. Visitas guiadas, ferias gastronómicas, conciertos, exposiciones... todo bajo el paraguas común del mundo rural. Los interesados pueden crear su propia ruta por las comarcas que quieran visitar según las actividades que prefieran llevar a cabo a través de la página web de esta iniciativa. 

La "gran fiesta del payés"

Las ciudades y zonas industriales ocupan aproximadamente el 20% del espacio en Cataluña. El 70% restante está catalogado como territorio rural, que está compuesto por espacios naturales no cultivados y superficie agrícola. Esta última ocupa alrededor del 27%. Todos estos datos son los que han hecho apostar por la creación de una "gran fiesta del payés" que se extienda por todas las comarcas catalanas. Así la califican desde la Promotora d'Exportacions Agroalimentàries Catalanes (Prodeca), empresa dependiente del departamento de Agricultura de la Generalitat que impulsa esta iniciativa en colaboración con la Agencia Catalana de Turismo.

También participan los Consejos Comarcales, Oficinas de Turismo, el Club Super3 y entidades en defensa del sector primario y sus productos, como por ejemplo la Fundació Alícia. Esta estructura tan variada hace que no solo el sector económico strictu sensu se implique en este proyecto, sino que otros agentes del mundo rural ofrezcan una alternativa atractiva a las familias para "deslocalizar la oferta de ocio durante un fin de semana". 

L'Aplec del Caragol

Si Benvinguts a pagès puede considerarse una iniciativa junior, debido a su corto recorrido --por ahora--, el Aplec del Caragol de Lleida se encuentra en el otro extremo de la experiencia. Este año se enfrenta a su 39ª edición desde que unos cuantos grupos de amigos, las llamadas peñas, se reunieran por vez primera para hacer una caracolada en 1980. Hoy en día, esta fiesta gastronómica ilerdense reúne a más de 200.000 personas en un fin de semana en el que se consumen unas 12 toneladas de caracoles aproximadamente. 

Fiesta de l'Aplec del Caragol que se celebra este fin de semana

Fiesta de l'Aplec del Caragol de 2018

El responsable de comunicación del Aplec, Rafa Gimena, expone que este año se ha realizado "un gran esfuerzo" para que todas aquellas personas no sean de Lleida conozcan la fiesta y la ciudad en toda su extensión. El programa de la fiesta está abierto por completo a cualquier visitante --es decir, no hay actividades restringidas-- y se han creado packs para los turistas, esto es, paquetes que van desde opciones de degustación de caracoles y bebida hasta una oferta que incluye gastronomía, visitas culturales y una noche de hotel.

Planes para toda la familia

Tanto el Aplec como Benvinguts a pagès han puesto gran interés en atraer al público familiar. Para la fiesta de Lleida, los pequeños son "el futuro del Aplec" y siempre han tenido actividades propias dentro del programa, como por ejemplo la carrera de caracoles que se realiza cada año. Pero en 2019 han querido mimar incluso más a los pequeños y han creado un espacio exclusivo para ellos, l'Aplec XS. Esta iniciativa es una de las novedades de la presente edición y cuenta con actuaciones infantiles, juegos, talleres y concursos para los benjamines de cada casa.

Ganadería en el 'Benvinguts a pagès' que se celebra este fin de semana

Ganadería en el 'Benvinguts a pagès'

También la iniciativa del sector primario catalán tiene muy en cuenta a los más pequeños, sobre todo por su desconocimiento del mundo campestre. Esta es una de las razones por las que enfoca gran cantidad de sus propuestas a familias, como por ejemplo, la plantada del arroz, una actividad organizada por la Fundació Plegadís en Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) en el que los más pequeños aprenderán cómo se planta y cultiva este cereal, así como algunas recetas para degustarlo.