Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero de Interior, Miquel Sàmper, hace balance del Fin de Año de la pandemia junto al comisario David Boneta / GOVERN

El Fin de Año pandémico termina con un repunte de violencia machista

Mossos detienen a 12 personas, el doble del año anterior, en un año con menos movilidad en que se detecta una rave en Llinars

5 min

El Fin de Año marcado por el coronavirus ha terminado en Cataluña con 554 actas levantadas por Mossos d’Esquadra por incumplimientos de las restricciones del Covid y 37 personas detenidas, tal y como ha explicado el consejero del Interior, Miquel Sàmper. El político de JxCat ha hecho mayor hincapié al nuevo repunte de la violencia machista que en las intervenciones por personas que se saltaban el toque de queda o los límites del contacto social permitido.

Los agentes catalanes han arrestado a 12 personas por maltrato durante Nochevieja, el doble que en el año anterior. “Es una de las manifestaciones más negativas que puede tener una sociedad”, ha lamentado Sàmper, quien ha recordado, al renglón seguido, que ya se notificó un repunte de los casos durante el primer confinamiento doméstico en marzo de 2020.

Repunte en la violencia machista

Ha dado más detalles sobre las intervenciones del cuerpo policial catalán. Como que todas ellas han terminado con el presunto autor trasladado a dependencias policiales y que se han originado tras una denuncia “de la víctima o de su entorno más inmediato”. Por ello, demanda que todas las personas que estén en una situación análoga “no pierdan ni un minuto en denunciar”.

“Lo más delicado es que seguro que ha habido otros muchos casos” que no han trascendido, ha lamentado el consejero. Asegura que es “una lacra, pero no de Cataluña, sino de todo el mundo”.

'Rave' en Llinars

En cuanto al resto de intervenciones de los agentes catalanes por incumplimientos de este Fin de Año pandémico, la mayor de ellas ha tenido lugar en la ciudad de Llinars del Vallès (Barcelona) y se ha prolongado durante toda la mañana del 1 de enero. También se han detectado otras tres fiestas, pero con un número de participantes mucho menor. 

El comisario jefe de los Mossos, David Boneta, ha relatado que han actuado tras detectar unos 150 coches aparcados cerca de la nave donde se ha celebrado la rave ilegal. Señala que la actuación de los agentes se hace bajo “criterios de proporcionalidad y oportunidad” y que “la mayoría de las matrículas son extranjeras”.

Los agentes catalanes se han coordinado con la policía local del municipio para desmantelar la fiesta ilegal y localizar a los impulsores. En el momento de la comparecencia pública se habían notificado cuatro detenidos.

Radiografía a redes sociales

Es el mayor incumplimiento de la noche, donde se han denunciado a personas que se saltaban el toque de queda “con excusas imaginativas de todo tipo”, en palabras de Boneta. Además de las patrullas en la calle, los Mossos han “monitorizado las redes sociales” para intentar detectar fiestas ilegales como la de Llinars.

También han recibido “llamadas de vecinos que alertaban” de celebraciones a través el 112, el teléfono de emergencias. La respuesta a estas advertencias ha sido el traslado de agentes hasta los diversos domicilios particulares para comprobar si se rompían los límites de personas que se podían reunir.

Expansión del coronavirus

Sàmper ha alertado de que “no se ha terminado” el momento más crítico de la pandemia, por lo que pide que la ciudadanía mantenga el cumplimiento de las “medidas que hoy tenemos vigentes” a rajatabla. Reconoce que hasta pasado el 6 de enero, cuando los Reyes Magos repartan sus regalos, no se podrá hacer balance del impacto de las fiestas de la Navidad en la expansión del virus.

El titular de Interior ha recuperado el tono de advertencia a la hora de hablar de las restricciones que se deben cumplir. Con todo, se ha mostrado más prudente que en jornadas anteriores a la hora de pronunciarse sobre la necesidad de ser más restrictivo o no. Sàmper forma parte del grupo de consejeros que reclama más mano dura para frenar el virus en Navidad. La tesis que, por ahora, no consigue el consenso necesario para que el Govern dé el paso y decreten nuevas limitaciones en Cataluña.