Menú Buscar
Cuatro miembros de Skirt Club, que organiza fiestas en todo el mundo, también en el hotel de Messi en Ibiza / CG

"Mujer segura en la cama también lo es en un consejo de administración"

Habla Skirt Club, que organiza fiestas eróticas para mujeres en el hotel de Messi en Ibiza: "Ayudamos a que una se descubra sexualmente"

20.04.2018 00:00 h.
7 min

"Una mujer que es segura en la cama también lo será cuando intervenga en un consejo de administración". Habla Skirt Club, la red sólo para mujeres que organiza fiestas eróticas por todo el mundo, también en el hotel de Leo Messi en Ibiza: "Ayudamos a que una se descubra sexualmente".

Mucho se ha dicho y escrito de Skirt Club. Que son orgías, que es un club de sadomasoquismo o que es sólo para lesbianas o es elitista. Genevieve LeJeune, fundadora, consejera delegada y portavoz, contesta a todo y lo hace hablando sin tapujos. "Olvídese de todo ello. El club es un espacio seguro y de confort sólo para mujeres con el fin de que lo pasen bien y se relajen. No existía algo así y decidimos crearlo en Londres en 2014", explica la directiva a Crónica Global en conversación desde Miami (Estados Unidos).

Talleres y 'lo que surja'

¿Cómo ha funcionado desde entonces? "De fábula. Tenemos fiestas esporádicas por todo el mundo: Londres (Reino Unido); Berlín (Alemania); Viena (Austria); Nueva York, San Francisco, Miami y Los Ángeles (Estados Unidos); Shangái (China) y Sidney y Melbourne (Australia). Y tenemos el fin de semana largo en el hotel de Ibiza. Las mujeres nos piden cada vez más que llevemos la fiesta a su capital: quieren más", explica LeJeune. ¿Vendrán a España? "De momento estamos en la isla blanca. Porque tiene ese factor de atracción que otros lugares no tienen. Mujeres de todo el mundo quieren volar y alojarse allí por el glamur. Pero estamos explorando Madrid, Milán y Barcelona", ha agregado la ejecutiva.

En esas fiestas y eventos Skirt Club no se practica sólo sexo. Aunque también. "Cuando nos reunimos, tenemos una agenda apretada de cócteles, relajación, yoga, talleres o clases magistrales para aprender habilidades como azotar a tu amante o practicar la sumisión sexual de forma segura. Durante el día, una se relaja y aprende. Por la noche, facilitamos que ellas se desinhiban", añade la emprendedora de forma enigmática. Siendo sólo para mujeres, cuando caen las skirts (por faldas en inglés) por la noche, ¿surge un club lésbico? "En absoluto. La comunidad L&G nos evita. No se mezcla con nosotros: son sólo un 3% de nuestros miembros. El nuestro es un espacio en el que declararse bisexual, coger esa bandera y ondearla de forma orgullosa ante las categorías cerradas y acotadas".

"No es un club para 'pijas"

Formar parte de Skirt Club es gratis. Este elemento lo recalca Genevieve LeJeune para argumentar que la red semisecreta --sólo se accede por invitación de otro miembro-- no es para mujeres acaudaladas. "No sería justo que en nuestra labor de ayudar a la mujer a conocerse y liberarse, hiciéramos distinciones de clase. Tenemos de todo en términos de etnias y profesiones. ¿Edades? Hay mujeres de 18 a 49 años. La única barrera es el precio de los vuelos y la estancia, lógicamente", explica la empresaria.

hotel messi ibiza fiestas sexuales skirt club

Anuncio del fin de semana de Skirt Club en el hotel de Messi en Ibiza / CG

Superado ese escollo, se accede a una plataforma on line con 10.000 miembros de todo el globo. "Pueden comunicarse entre ellas y expresarse en un canal restringido. De hecho, estamos trabajando en el desarrollo de la web para potenciar nuestro blog: queremos que ellas escriban lo que piensan o sienten. También estamos a punto de introducir algunas mejoras tecnológicas". Es en ese portal en el que se comunican los lugares de las fiestas. Otros, como el que celebrará Skirt Club en Ibiza del 12 al 15 de octubre de este año, se anuncian públicamente: tendrá lugar en Es Vivé o MiM, el hotel propiedad de Lionel Messi en la isla pitiusa.

"Disfruta de tu sexo"

Es en eventos como el del próximo otoño en el que el club privado --rechaza la etiqueta "discreto", al considerarla denigrante-- que Skirt Club desplegará su agenda de actividades y también, las tesis que las soportan. "Somos parte de una corriente global de mujeres que reclaman igualdad total con los hombres y vivir libremente, también su sexualidad. La diferencia con movimientos como el feminista o el #MeToo es que ellas hablan mucho: nosotras actuamos. Tenemos herramientas para decirle a una mujer que 'tu sexo es así, así que sé segura, olvídate de todo y disfrútalo".

Ese pragmatismo es el que llevó al club a celebrar un taller en Shangái, pese al evidente escrutinio gubernamental del régimen chino. O el que guía a su fundadora, que admite sentirse "desbordada" por el éxito de su iniciativa. Llegados a un punto de madurez en el crecimiento empresarial, ¿por qué no hombres? "Porque ellos ya tienen sus clubes. De fumadores. Sólo para socios o gentlemen. También los hay de parejas o mixtos. Pero no existían clubes de mujeres. Y créame: cuando ellas salen de nuestros eventos, lo hacen empapadas de confianza y satisfacción. No he conocido nunca a ningún hombre que pueda hacer algo más que nosotras. Eso es lo que nos enseñamos y cala: se aprende en compañía de otras".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información