Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Urbana irrumpe en una de las fiestas ilegales de este fin de semana en Barcelona / URBANA

Aumentan las fiestas ilegales en Cataluña durante Semana Santa

El 'conseller' de Interior en funciones, Miquel Sàmper, indica que se han impuesto 1.700 denuncias por incumplir el toque de queda en este periodo

2 min

El conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, ha asegurado este domingo que durante esta Semana Santa se han impuesto unas 1.700 denuncias por saltarse el toque de queda nocturno y ha advertido del aumento de "fiestas ilegales" en toda Cataluña durante este periodo.

Así lo ha indicado Sàmper en una entrevista a Catalunya Ràdio, en que ha mostrado su preocupación por las fiestas ilegales, sin medidas de prevención por el contagio del coronavirus, que se celebran lejos de los núcleos urbanos.

Incumplir el toque de queda

En total, según los datos del titular de Interior, durante este periodo festivo se han impuesto unas 1.700 denuncias por incumplir el toque de queda nocturno y se han abierto expedientes a unos ochenta bares por superar el aforo, de los cuales 30 la noche del sábado.

Durante la pasada noche se han abierto 451 expedientes en Cataluña por saltarse el toque de queda, después de un fin de semana con fiestas ilegales y botellones en los barrios de la Barceloneta y el Poblenou de Barcelona y en localidades como Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) y Sabadell (Barcelona)-

12% de las sanciones, cobradas

Hasta el momento, según el conseller, ya se han cobrado el 12% de las multas impuestas por incumplir las medidas anti-Covid, si bien ha reconocido que el proceso administrativo es "lento" para que los sancionados puedan recurrir y garantizar así su defensa.

Entre las últimas celebraciones desmanteladas se encuentra una en Reus, Tarragona, donde la Guardia Urbana ha identificado y denunciado a 23 personas de entre 20 y 25 años por celebrar una fiesta en un piso de la ciudad este sábado por la noche.

Alerta vecinal

Las identificaciones se han realizado a las 23.00 horas en la calle Ample, después de que los agentes fueran avisados por los vecinos. Los jóvenes han sido denunciados por incumplir las restricciones para hacer frente al coronavirus, como reunirse más de seis personas en espacios privados.