Menú Buscar
Imagen del montaje en la plaza de la Vila de Gracia en Barcelona para las fiestas de Gràcia / CG

Comienzan las fiestas de Gràcia más politizadas

La edición número 201 de la icónica festividad de Barcelona arranca con dos formas: como una juerga vecinal y un escaparate independentista

15.08.2018 00:00 h.
9 min

Arrancan las fiestas de Gràcia más politizadas. La edición número 201 de la popular celebración en las calles del barrio barcelonés suma hoy sus primeras actividades hasta completar el millar de actos en apenas seis días. El punto central de las jornadas de juerga vecinal es el concurso de calles decoradas. No obstante, esta competición queda un tanto oscurecida por la politización independentista que vive el barrio.

fiestas gracia barcelona independencia(6)

El pregón alternativo al oficial con una urna del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 / CG

"Los pintaron ayer --por anteayer--. Antes no estaban", explica un vecino a este medio. Se refiere a los grafitis en el suelo que piden la libertad de los presos políticos, esto es, los independentistas en prisión preventiva por el procés en Cataluña. Los guiños a la secesión no terminan aquí. Hay pancartas por los mismos presos en el escenario oficial en el que actúan las bandas musicales en la plaza de la Vila de Gràcia, carteles y lazos amarillos en la torre del reloj y esteladas o banderas independentistas en los balcones. Una urna del referéndum ilegal del 1-O en Cataluña dio el pregón alternativo al oficial. Llamó a la desobediencia, eufemismo de independencia unilateral. El marketing y agit-prop indepe no parecen incomodar a nadie. Al menos, nadie verbaliza oposición al mismo. O no se atreve.

"Tardamos un año en montarlo todo"

También soslayan toda la cartelería y mensajes prosecesión los vecinos que decoran las calles. Jordi Martorell es uno de ellos. En conversación con este medio, el ciudadano explica que "son los castellers de la Vila de Gràcia y que este año optarán por un montaje con monstruos amables". ¿Cuánto tardan en completar la escenografía? "Mira, comenzamos a pensar y a madurar la idea del próximo año en septiembre, a los pocos días de acabar la fiesta. El trabajo dura todo el curso", explica.

fiestas gracia barcelona independencia(5)

Este amasijo de hierro y madera se transformará en un montaje sobre videojuegos de los años 80 / CG

Jordi habla mientras sus compañeros colorean las criaturas con pistolas de pintura. Lo harán durante toda la noche, ya que sólo les quedan "doce horas" hasta que empiecen a pasar las riadas de visitantes. No dormirán.

"Ayuda gente de todo el barrio"

También se trabaja a destajo en la calle Mozart de Barcelona. Preparan una decoración inspirada en los videojuegos de los años 80, como el comecocos. Presentan andamios de metal, figuras y utilizarán algo más de tecnología, como circuitos eléctricos. "No sé si llegaremos a tiempo", reconoce Mirko Ginasi.

fiestas gracia barcelona independencia(3)

Figuras del montaje de la calle Mozart para las fiestas de Gràcia / CG

¿Por qué se implican en el montaje? "Esto es gente que vive en la calle, pero también en el resto del barrio. Si tú decides colaborar en una estructura, te implicas a fondo. Yo soy italiano y estoy aquí codo a codo", explica el residente. No es el único. En esta vía trabajan de 15 a 20 personas de forma fija y hasta 60 personas "de forma esporádica". ¿Ganarán el concurso oficial? "Esperábamos que sí. Ahora que vamos justos de tiempo no lo tenemos tan claro", bromea.

"La falta de dinero y la lluvia son los principales enemigos"

Donde sí hubo victoria en Gràcia, al menos el año pasado, fue en la Travessia de Sant Antoni. Fueron la calle premiada, aunque se lo tomaron con modestia. "no aspiramos a ganar. Se hacen cosas increíbles en otras calles como Verdi, Joan Blanques de Baix o Mozart", enumera Toni Galmés, coordinador del montaje. En esta ocasión, para la edición número 201 de la fiesta, presentarán un Olimpo 54 en el que los dioses están siempre de fiesta. Con 100 personas trabajando y un techo de decenas de metros, ¿quién paga todo esto?

fiestas gracia barcelona independencia(2)

Vecinas trabajando en la calle Travessia de Sant Antoni, ganadora el año pasado / CG

"Se costea con parrilladas populares, paellas vecinales, sorteos y lo que se vende en las barras, claro. El año pasado, al ocurrir los terribles atentados yihadistas, no pudimos recaudar el dinero que queríamos. Ello y la lluvia que ha caído muchos fines de semana en Barcelona este año han impedido un ritmo estable de trabajo", ilustra el vecino. ¿Cómo explicaría las fiestas de Gràcia a un guiri? "Somos comunidades de amigos que se forman y decoran calles. De aquí han salido parejas y todo lo que te puedas imaginar", razona.

"Cuesta trabajar del ritmo que llevamos"

En los comercios del barrio la fiesta también se vive con intensidad. En el Bar El Disbarat de la calle del Montseny preparan su establecimiento para lo que definen como "una locura". Sostienen que "sí, hacen mucha caja", pero también que "cuesta venir a trabajar del ritmo al que pasa la gente". Según su gerente, Guillem Batle, son "riadas" de personas sedientas de refrescos, cervezas y lo que la noche pida para seguir el ritmo de la fiesta.

fiestas gracia barcelona independencia(1)

Una niña y su madre contemplan el montaje de un decorado de las fiestas de Gràcia / CG

"Contratamos a personal extra, está claro. Trabajamos durísimo durante unos días y en el barrio apenas se puede dormir por el ruido. Pero vale la pena. Yo vivo aquí desde hace veinte años y estoy convencido de que es una celebración sin igual", concluye el comerciante.

Fernández Díaz: "Colau paga la fiesta a Arran"

Esta alegría que muestra Batle no es compartida por todo el mundo. La asociación de vecinos de la plaza del Nord y calles adyacentes ha mostrado su disconformidad con la Festa Jove que montan Arran y otras organizaciones radicales. Lo denunciaron en este medio y ayer el presidente del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, los arropó. "El gobierno de Colau paga las fiestas de Arran en la Plaza del Nord en Gràcia, mientras niega el permiso a la asociación de vecinos para poder participar en las fiestas del barrio", lamentó el concejal popular.

En un tuit hostil, la CUP de Gràcia vetó al concejal a pisar el barrio. "¿Y tú quién eres para exigir algo, iluminado? Ya sabes que en el barrio no eres bienvenido. Eres un pirómano y un peligro para la convivencia", le espetaron los antisistema. Los populares, que habían pedido retirar la pancarta por los independentistas presos de la sede del distrito para la fiesta, no se amedrentaron y denunciaron públicamente el episodio de intimidación. Al parecer, no todo el mundo puede pasear libremente por las calles decoradas de Gràcia.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información