Menú Buscar
Calle Verdi, una de las más concurridas en la Festa Major de Gràcia, en una imagen de archivo / CG

La Festa Major de Gràcia regresa tras un mal año a causa de los atentados

El barrio ofrecerá 21 calles decoradas y cerca de 1.000 actividades desde el 15 hasta el 21 de agosto

31.07.2018 14:26 h.
3 min

La última edición de la Festa Major de Gràcia se vio empañada por los atentados del 17 de agosto, que coincidieron con el 200 aniversario de las fiestas del barrio. Este año “todavía se encontrará todo ese recuerdo y ese dolor", según el concejal del distrito Eloi Badia, aunque se apostará por la recuperación económica y emocional.

Por eso, desde el miércoles 15 de agosto y hasta el martes 21, habrá 21 calles engalanadas, 995 actividades y 22 balcones decorados. Solo una calle se ausenta este verano, Sant Miquel i Rodalies.

Fiestas feministas

La pregonera será la jefa de obstetricia y ginecología del Hospital Vall d'Hebron, Elena Carreras. El concejal ha elogiado su aportación a la ciencia y su relevancia internacional en el campo, y ha celebrado que mujeres líderes puedan acompañar a la fiesta.

Han ampliado el horario del punto de información destinado a sensibilizar contra la violencia machista y atender posibles casos, que estará abierto hasta las 6.00 horas. El espacio contará además con dos personas itinerantes coordinadas con los cuerpos de seguridad, y han aumentado un 10% el número de lavabos portátiles y se han ubicado en espacios menos oscuros que en años anteriores.

Sin alarmas por terrorismo

Badia ha explicado que no existe “ninguna alarma que deba preocupar” sobre terrorismo. Ha señalado que los dispositivos de Guardia Urbana y Mossos se reforzarán pero de manera habitual por las fiestas.

Con respecto a los atentados del año pasado, el concejal cree que los entornos de la fiesta sirvieron para encontrar espacios de acogida.

Más inclusión 

Por segunda edición, se ofrecerá una audiodescripción de calles engalanadas a personas con discapacidad visual, y también habrá lenguaje de signos en los principales actos y una visita guiada al refugio de la plaza del Diamant. Las acciones de inclusión apuntan a una "transversalidad" de las fiestas, porque no ofrece actividades inclusivas determinadas, sino que quiere que todas sean accesibles, según Badia.

También se repetirá la iniciativa --puesta en marcha la pasada edición-- de usar vasos reutilitzables para reducir los residuos generados, con unas 200.000 unidades: "Es un ahorro de residuos muy ambicioso", ha dicho Badia, que ha destacado que en esta edición se sumarán una veintena de restaurantes y bares, y no sólo calles.

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información