Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un equipo de vela compite en una competición a mar abierto / EP

La Federación Catalana de Vela reelige a Xavi Torres como presidente

Las elecciones se han celebrado a pesar de la polémica por un presunto fraude electoral en el que está implicado el ejecutivo

4 min

La Federación Catalana de Vela (FCV) ha reelegido a su actual presidente, Xavier Torres, para los próximos cuatro años al imponerse en las elecciones celebradas el pasado 1 de septiembre. La votación se ha llevado a cabo a pesar de la polémica por un presunto fraude electoral en el que está involucrado el propio ejecutivo, que también encabeza el Windsurfistes Associats de Premià (WAP).

Varios clubes de vela acusaron a otros seis de falsear su registro de licencias para poder participar en los comicios federativos. Aparecieron 123 falsos deportistas que fueron dados de alta en la organización el mismo día de los que existen sospechas firmes de que se trata de perfiles ficticios.  

Elecciones bajo investigación

Torres se impuso a Jesús Turró con 39 votos a favor frente a los 31 apoyos que recibió su rival. En total participaron 58 clubes de la vela catalana y 15 estamentos (entre deportistas, técnicos y jueces), que emitieron un 73 votos --dos en blanco y una nulo--.

No obstante, el resultado ha levantado polvareda. La Junta Electoral de la federación tachó de "innegable" la denuncia de fraude en el proceso electoral y pidió que se paralizaran las elecciones "de forma inmediata" o que se excluyera del censo "a los clubes implicados". Por ello, presentaron un recurso extraordinario de revisión ante el Tribunal Català de l'Esport. Pero estas medidas chocaron con el calendario. Ya en ese momento advirtió que la resolución no llegaría a tiempo porque se decidió mantener las urnas. 

Denuncian un fraude electoral

De hecho, el tribunal reclamó más pruebas sobre el presunto fraude electoral. Sus miembros se fueron de vacaciones (agosto es un mes inhábil) con la crisis entre los deportistas del sector de la vela abiertos. 

La denuncia presentada por algunos clubes acusaron a otros seis de dar de alta en el programa informático que gestiona las licencias a 124 deportistas presuntamente falsos. Señala que fueron inscritos todos en el mismo momento, el 8 de julio, y que a la hora de contrastar su identidad con la Agencia Tributaria descubrieron que sólo una era una persona real. Además, las primeras pesquisas mostraron cómo el protocolo para incorporar a nuevos deportistas del sector habái sido manipulado y así se explicó en el recurso extraordinario que se interpuso. 

Fuentes jurídicas de los denunciantes advierten de que los clubes que presuntamente habrían maniobrado para adulterar las elecciones pueden acabar ante el tribunal por delitos penales como son falsear los datos y usar documentación falsificada. Están a la espera de concluír la investigación interna en la Federación Catalana de Vela.