Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un velero dado de alta en la Federación Catalana de Vela / CG

Malestar en las elecciones a la Federación Catalana de Vela

Seis clubes, entre los que se encuentra el del actual presidente y candidato a la reelección, acusados de falsear su registro de licencias con nombres y DNI inventados

4 min

Seis clubes han sido acusados de falsear su registro de licencias de la Federación Catalana de Vela (FCV), con nombres y DNI inventados, para poder participar en las próximas elecciones de la federación, previstas para el 1 de septiembre. En total, aparecieron 124 deportistas que se inscribieron --todos de golpe-- el pasado 8 de julio y, en la base de datos de dichos permisos, solo existe una persona de todas ellas tal y como explican los denunciantes de una situación que ha enturviado los comicios deportivos. 

Uno de los clubes investigados, el Windsurfistes Associats de Premià (WAP), está presidido por Xavier Torres --actual presidente la FCV y candidato a la reelección--. Vista la documentación aportada, desde la federación ven "innegable" el fraude en el proceso electoral y piden que se "paren las elecciones inmediatamente" o que se "excluyan del censo a los clubes implicados", tal y como indican en un comunicado. 

Una actividad inusual y sospechosa

El Tribunal Català de l'Esport ha presentado un recurso extraordinario de revisión para portar más pruebas sobre el presunto fraude electoral. Lo ha hecho tras analizar la denuncia interpuesta ante la Junta Electoral de la Federació Catalana de Vela (FCV) una vez revisada la documentación entregada.

Todo empezó cuando los clubes impugnados dieron de alta en el programa de licencias a 124 deportistas presuntamente falsos que tramitaron su permiso el pasado 8 de julio. Una actividad sospechosa por la que se vieron obligados a investigar la existencia real de dichas personas. Tras denunciarlo, además, vieron que los propios datos de alta habían sido manipulados dentro del programa informático

Solo uno de ellos era una persona real

Esta plataforma permite consultar los DNI de los inscritos, por lo que varios clubes decidieron investigar si el nombre asociado correspondía con cada licencia. Una vez comprobado, se procedió a corroborarlo con la Agencia Tributaria, organismo que confirmó las sospechas: solo uno de los 124 era real.

Este fraude se ha llevado a cabo para justificar el número mínimo de licencias que los clubes necesitan para estar incluidos en el censo electoral y así poder adulterar el resultado de las elecciones, tal y como apuntan los denunciantes. Teniendo en cuenta los hechos, los clubes impugnados podrían acabar en los juzgados por delitos penales como son "constituir en una base de datos falseados" y "utilizar una documentación falsificada".

El propio presidente de la FCV está implicado

Los estatutos de la Federación establecen como requisito para entrar en el censo electoral deben tener mínimo un año de antigüedad, haber participado de alguna actividad o competición del calendario oficial y un mínimo de 20 licencias

Xavier Torres, presidente actual de la FCV y candidato a la reelección, y el club que preside, el WAP, están acusados de tramitar 20 licencias el pasado 8 de julio. Cifra que contrastaría con las siete que tuvo en 2018 y las seis con las que contaba en 2019.

A pesar de la polémica, los responsables de la federación advierten de que la resolución del Tribunal Catalán del Deporte no llegará a tiempo. La entidad ha declarado agosto inhábil y se encuentra cerrado por vacaciones. Por ello, han iniciado una demanda para que los comicios federativos se pospongan hasta que se resuelva la polémica.