Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Olivia Balmes, uno de los dos alojamientos de Manuel Valderrama, promotor del hotel del Palau, en Barcelona / CG

Los vecinos exigen cortar por lo sano un nuevo 'pelotazo' del hotelero del 'caso Palau'

La FAVB se plantea fiscalizar el proyecto ante el titubeo de Ayuntamiento y Generalitat

3 min

Los vecinos exigen cortar por lo sano el nuevo intento de pelotazo inmobiliario de Manuel Valderrama, dueño de Olivia Hotels y promotor salpicado por el caso Palau. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) ha exigido que el proyecto que pretende recuperar en el centro de la capital catalana se frene "antes de que acabe la legislatura, en dos años". Es decir, transformar el edificio adyacente al Palau de la Música en un hotel. 

Enric Mir, presidente de la Asociación de Vecinos de Barcelona Vella, ha indicado que la corporación municipal "parece no saber resolver" el caso tras la absolución en el Tribunal Supremo de la antigua cúpula de urbanismo que avaló la operación.

"Pero evitar este proyecto es simplemente revocar un cambio de planeamiento aprobado en 2008. Ayuntamiento y Generalitat lo pueden hacer. ¿Por qué no actúan?", ha reivindicado Itziar González, activista vecinal.

"Políticamente complicado"

El abogado de las asociaciones Barcelona Vella y Casc Antic, Daniel Jiménez Schlegl, ha apuntado a dos posibles obstáculos que frenan el presunto "derribo administrativo" de la operación.

"Por un lado, la absolución de la antigua dirección de urbanismo del PSC. Por el otro, el promotor tiene un equipo de abogados que son capaces de entrar una cuantiosa reclamación patrimonial", ha explicado el letrado.

Mesa de fiscalización

Ante la aparente inactividad --Olivia Hotels presentó en febrero un Plan de Mejora Urbana para reemprender la operación--, la FAVB sí tomará acciones. La agrupación vecinal discutirá este jueves si es pertinente crear una mesa para fiscalizar las decisiones del Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat sobre este caso. "Se trata de un hotel que se ha dicho que no es de interés general en muchas ocasiones", ha argumentado Jiménez Schlegl.

El organismo quiere peinar concejalías y consejerías para determinar qué hacen ambas administraciones para evitar que el establecimiento se construya.