Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alumnos de un instituto, cuyas familias impugnarán el protocolo de cuarentenas en los colegios / EUROPA PRESS

Familias de Lleida impugnan el protocolo de cuarentenas en los colegios por "discriminatorio"

Los padres piden retirar la norma que obliga a confinar a los alumnos de secundaria y de bachillerato en caso de tener un positivo en clase, excepto si están vacunados con las dos dosis

2 min

Unas 20 familias de Lleida llevarán mañana ante los servicios territoriales de la consejería de Educación impugnaciones al protocolo de las cuarentenas por Covid en los colegios e institutos de Cataluña porque consideran que "discrimina" y “vulnera el derecho a la educación de niños sanos”.

Los padres pedirán la retirada del protocolo por el que los alumnos que cursan secundaria y la etapa postobligatoria quedan automáticamente confinados al darse un caso positivo en su aula, a no ser que lleven dos dosis de la vacuna o hayan pasado el virus en los últimos tres meses.

El protocolo "vulnera el derecho a la educación"

Según ha explicado Efe, una de las madres consultadas, Laia Viñas, ha lamentado que algunos menores “sanos, sin síntomas y con PCR negativo lleven encabalgados varios confinamientos” por el hecho de “no llevar las dos vacunas inoculadas”.

Asimismo, critica las condiciones a las que se enfrentan los menores, que no tienen opción de dar clases online en caso de ser confinados. Algo que “vulnera el derecho a la educación”. “Se está haciendo imposible seguir el curso con normalidad”.

Alumnos de secundaria durante una clase / EP
Alumnos de secundaria durante una clase / EP

Menores "señalados por estar o no vacunados"

“Somos los primeros en querer confinar a nuestros hijos si presentan síntomas”, asegura, pero no si están “sanos”. Además, cree que este protocolo provoca que muchos niños sean “señalados” por estar o no vacunados. Un dato que, según los padres, no debería hacerse público. 

Viñas ha explicado también que algunas familias cuyos hijos cursan primaria también alegarán contra el protocolo, a pesar de que a ellos no les afecta de la misma forma. Pero sí reconocen que se dan situaciones de “discriminaciones” en otras actividades como las excursiones.