Menú Buscar
Nichos en el cementerio de Montjuïc, en Barcelona / CG

Familiares de los nichos derrumbados en Montjuïc aún desconocen el suceso

Trabajadores de Cementiris de Barcelona sostienen que la zona “es un descampado” y que no estará preparada para el Día de Todos los Santos

Ignasi Jorro/Nuria Vázquez
24.10.2017 00:00 h.
3 min

Hace ya más de un mes de aquel 15 de septiembre en el que se derrumbaron 144 nichos de un mismo bloque del cementerio de Montjuïc, el más grande de Barcelona. El suceso provocó que algunos de los restos óseos de las tumbas quedasen al descubierto y se mezclasen.

El concejal de Presidencia en el Ayuntamiento de Barcelona y presidente de la sociedad municipal, Eloi Badia, tardó una semana en dar explicaciones acerca de lo ocurrido y, en su defensa, aseguró que había encargado dos informes independientes a dos arquitectos expertos en arquitectura funeraria, que determinaron que el derrumbe no era previsible.

Todos los Santos

La gestión de Badia en el camposanto barcelonés provocó que expertos juristas se llevaran las manos a la cabeza y lo relacionasen con el Caso Yak-42: funcionarios municipales separaron restos óseos de hombres y mujeres, sin intervención de forenses o autoridades judiciales, y procedieron a nuevas inhumaciones sin garantizar que correspondían a la misma persona.

El problema, ahora, radica en que falta sólo una semana para el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, y la empresa pública de cementerios de la capital catalana no tiene la sartén por el mango.

“Un descampado”

Fuentes sindicales han ratificado la versión de que Cementiris de Barcelona llegará al día de más afluencia de personas a los camposantos “en cueros”.

Según los trabajadores consultados por este medio, los nichos que se derrumbaron el pasado 15 de septiembre “son ahora un páramo”.

Quizá más grave, las familias de algunas de las 144 sepulturas afectadas aún no han podido ser avisadas del suceso. “Sí, es posible que lleguen familiares a Montjuïc, vayan a depositar flores al nicho de su ser querido y se encuentren un descampado”, han indicado las mismas voces.

Zona transitable

El equipo de Jordi Valmaña al frente de la empresa municipal “no ha podido avisar a todas las familias afectadas”. ¿Lo podrá hacer antes del 1 de noviembre? “No llegarán”, ha subrayado la misma fuente.

Dicha incapacidad coincidirá con un gran tránsito de personas en el icónico camposanto ubicado en la ladera de la montaña de Montjuïc. En la festividad de Todos los Santos del año pasado, visitaron los nueve cementerios municipales de Barcelona más de 200.000 personas.

En su descargo, fuentes del consistorio barcelonés sostienen que la zona afectada ya está tapiada y que los restos que quedan por identificar están en manos de los forenses. A la pregunta de si estará todo preparado para el miércoles de la semana que viene, responden que “la zona de nichos ya es transitable”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información