Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Helena Jubany, la joven de 27 años asesinada en Sabadell en 2001 / FAMILIA JUBANY

La familia de Helena Jubany pedirá encargar una investigación "profunda"

En estos momentos lo más importante para ellos es conseguir toda la información clave, para evitar que prescriba el delito

3 min

El caso de Helena Jubany, una joven bibliotecaria asesinada en 2001 en Sabadell, ha dado un nuevo giro. El abogado de la familia, Benet Salellas, ha afirmado que el próximo lunes pedirán que se encargue a la policía judicial una investigación "profunda" para tener elementos definitivos y llevar a juicio a los culpables del caso.

Esta situación se ha confirmado este mismo viernes a la salida de los juzgados de Sabadell. Allí han prestado declaración tres testigos clave para la investigación del crimen, que, de no resolverse, empezaría a prescribir este mismo año, cuando se cumplirán 20 años del asesinato.

Indicios confirmados

En primer lugar, ha hablado Imma Careta, la hermana de Muntsa Careta, la única investigada por este caso que se suicidó en la cárcel en la que entró en modalidad de prisión preventiva. Con su entrada en un centro penitenciario se pretendía que se derrumbara y contara lo que sabía, pero no fue así. Durante la declaración los tres testimonios aportados han "confirmado los elementos" que propiciaron la reapertura de la causa, porque han asegurado que el principal sospechoso, Santi Laiglesia, vivía en el inmueble en el que encontraron el cadáver de la víctima.

Uno de los testigos ha explicado que la mañana siguiente a los hechos, Laiglesia se hallaba en el piso y otro que "lo había visto y parecía que hacían vida de convivencia, con cierta cotidianidad" con Muntsa Careta. Asimismo, otro testigo, por su oficio de cartero, "se fijaba en los buzones” y en el verano previo al asesinato, el nombre de Laigleisa estaba en el del piso de Careta. Estas afirmaciones, según el letrado de la familia, confirman la versión de la hermana de Muntsa Careta.

El tiempo apremia

En estos momentos, para la familia y para el abogado lo más importante es conseguir toda la información clave "antes de que prescriban los hechos”. De esta forma se podría esclarecer que hacía el sospechoso, y con quien, el día del crimen.

El jurista ha insistido en que la investigación policial, según sus preferencias, sería mejor que la realizara la Unidad de Central de Homicidios de los Mossos d'Esquadra. Sin embargo, "sea quien sea debe llegar hasta al fondo" y cuánto más rápido mejor, dado que el tiempo no sobra en ningún caso.

 

Destacadas en Vida